PFIZER

Conpremin Estrogenos Conjugados Naturales 625 mcg.% Crema Vaginal 43 gr

PFIZER

Conpremin Estrogenos Conjugados Naturales 625 mcg.% Crema Vaginal 43 gr

$38.679
Oferta Club
Precio reducido de $41.590 (Normal) (Oferta)

Precio por Unidad Fraccionada: $ 96.722 Crema Vaginal
Despacho
Retiro
Receta simple

Conpremin Estrogenos Conjugados Naturales 625 mcg.% Crema Vaginal 43 gr
¿Para qué enfermedades o condiciones se prescribe este medicamento?

Tratamiento de signos y síntoma de déficit estrogénico debido a la menopausia, natural o provocada quirúrgicamente (sofocos, sudoración nocturna, trastornos urogenitales). Prevención de osteoporosis en mujeres posmenopáusicas con elevado riesgo de fracturas.

¿Requiere indicación médica?

Dispensación sujeta a prescripción médica.

¿Qué precauciones debo tener al usar este medicamento?

Hipersensibilidad; cáncer de mama; tumores estrógeno-dependientes malignos o sospecha; hemorragia vaginal no diagnosticada; hiperplasia de endometrio no tratada; tromboembolismo venoso idiopático o antecedentes del mismo (trombosis venosa profunda o embolismo pulmonar), alteración trombofílica conocida, enf. tromboembólica arterial activa o reciente (angina, infarto de miocardio), enf. hepática aguda o antecedentes; porfiria.

CONPREMIN® CREMA AL 0.0625% Crema

Laboratorio: PFIZER

Drogas:

  • Estrógenos Conjugados

Acciones:

  • Hormonoterápicos:Estrogenoterapia

Acciones:

  • Sustancia activa: Cada g contiene: 0.625 mg de Estrógenos Conjugados Naturales. Excipientes: Aceite Mineral, Monoestearato de Glicerilo, Monoestearato de Propilenglicol, Cera Cetil Ester, Glicerol, Cera Blanca, Alcohol Cetílico, Estearato de Metilo, Lauril Sulfato de Sodio, Alcohol Feniletílico y Agua Purificada c.s.
  • Uso tópico.
  • Tratamiento de la vaginitis atrófica y de la uretritis atrófica de la post-menopausia. Cuando se prescriba exclusivamente para el tratamiento de los síntomas de la atrofia vulvovaginal, deberán considerarse los productos vaginales de aplicación tópica.
  • Dosis y modo de empleo: Los beneficios y riesgos del tratamiento con estrógeno (TE) siempre se deben evaluar cuidadosamente, incluso la consideración de la aparición de riesgos a medida que continúa el tratamiento (consulte Advertencias y precauciones, Neoplasias malignas). Los estrógenos con o sin progestinas deben prescribirse en las dosis efectivas mínimas y durante el menor tiempo posible de manera coherente con los objetivos del tratamiento y los riesgos para la mujer individual. Tratamiento de la vaginitis atrófica y la uretritis atrófica post-menopáusicas: Si se prescribe un estrógeno a una mujer post-menopáusica con útero, puede ser apropiada la adición de progestina (consulte Advertencias y precauciones, Neoplasias malignas). En algunos casos, es posible que mujeres sometidas a histerectomía con antecedentes de endometriosis necesiten progestina (consulte Advertencias y precauciones, Exacerbación de otras afecciones). En un ensayo de 52 semanas de duración con una crema vaginal de estrógenos conjugados sola (en ausencia de progestina), 0.5 g 2 veces por semana o 0.5 g 3 semanas sí y 1 semana no; no hubo evidencia de hiperplasia endometrial ni de carcinoma endometrial. Considere el uso de productos vaginales tópicos cuando trate únicamente la atrofia vulvas y vaginal. Se debe elegir la menor dosis efectiva que controle la sintomatología. La administración debe ser cíclica (por ejemplo, 3 semanas con y una sin tratamiento), y sólo usar por períodos cortos. Deberá efectuarse una reevaluación periódica de las pacientes para determinar si sigue siendo necesario el tratamiento para los síntomas. Rango de dosis habitual: 1 a 2 g al día, intravaginalmente, dependiendo de la severidad de la condición. No exceder la dosis diaria total de 4 g. Uso concomitante de progestágeno: La adición de un progestágeno durante la administración de estrógenos, reduce el riesgo de hiperplasia endometrial y de carcinoma de endometrio, los que se han asociado al uso a largo plazo de estrógenos solos. Estudios morfológicos y bioquímicos del endometrio sugieren que, para producir una máxima maduración endometrial y eliminar así cualquiera modificación hiperplásica, se necesitan 10 a 14 días de progestágeno agregado. Ya que el progestágeno se administra como protección frente a los cambios hiperplásticos endometriales, aquellas mujeres histerectomizadas no necesitarían este agregado. Ya que el progestágeno se administra como protección frente a los cambios hiperplásticos endometriales, las mujeres histerectomizadas no necesitan esta adición. Administración en niñas: No se han establecido la seguridad y la eficacia en pacientes pediátricas. El tratamiento con estrógenos en niñas prepúberes induce el desarrollo prematuro de las mamas y la cornificación vaginal y puede inducir el sangrado vaginal. Dado que la administración de dosis altas y repetidas de estrógeno durante períodos prolongados ha demostrado acelerar el cierre epifisario, el tratamiento hormonal no debe iniciarse antes de que haya ocurrido este cierre para no afectar el crecimiento final. La crema vaginal de EC no está indicada en niñas. Administración en pacientes ancianas: No ha habido una cantidad suficiente de mujeres geriátricas involucrada en estudios clínicos que utilizaran Comprenin para determinar si aquellas de más de 65 años de edad difieren de las mujeres más jóvenes en su respuesta a Comprenin. Estudio de la Iniciativa de la Salud de la Mujer (WHI). En el subestudio de estrógeno solo de la WHI (EC [0.625 mg] a diario en comparación con el placebo), hubo un riesgo relativo más elevado de apoplejía en las mujeres mayores de 65 años de edad. Estudio de Memoria de la Iniciativa de la Salud de la Mujer (WHIMS): En el estudio WHIMS con mujeres post-menopáusicas entre 65 y 79 años de edad, hubo un aumento en el riesgo de desarrollar demencia probable en las mujeres tratadas con estrógeno solo en comparación con placebo. Se desconoce si este descubrimiento se aplica a las mujeres post-menopáusicas más jóvenes. (Consulte "Advertencias y precauciones, Demencia").
  • La administración de crema vaginal de EC puede producir absorción sistémica. Se debe tener en cuenta las reacciones adversas asociadas con el tratamiento oral de EC. En un ensayo aleatorio, controlado con placebo, doble ciego, de 12 semanas que evaluaba la crema vaginal de estrógenos conjugados (EC), 423 mujeres recibieron al menos 1 dosis de la medicación de estudio y se incluyeron en todos los análisis de seguridad: 143 mujeres en el grupo de tratamiento con crema vaginal de EC-21/7 (0.5 g de crema vaginal de EC diarios durante 21 días, y 7 días sin tratamiento), 72 mujeres en el grupo de placebo equivalente; 140 mujeres en el grupo de tratamiento con Crema vaginal de EC 2 v/sem (0.5 g de crema vaginal de EC 2 veces por semana), 68 mujeres en el grupo de placebo equivalente. Hubo una extensión de etiqueta abierta de 40 semanas, donde 394 mujeres recibieron tratamiento con crema vaginal de EC, incluidas las pacientes que inicialmente se habían asignado al azar para recibir placebo. En este estudio no hubo diferencias estadísticamente significativas entre la crema vaginal de EC y el placebo. Las siguientes reacciones adversas han sido comunicadas con la crema vaginal de estrógenos conjugados o son efectos indeseables asociados con los estrógenos. No es posible estimar la incidencia de estas reacciones en base a los datos de venta por exposición de pacientes debido a que la dosis de la crema vaginal de estrógenos conjugados varía de una paciente a otra y el producto se comercializa mundialmente en distintos tamaños. Las reacciones adversas se enumeran en la Tabla según las categorías de frecuencia de CIOMS: Muy comunes: ³ 10%; Comunes: ³ 1% y <10%; Poco comunes: ³ 0.1% y <1%; Inusuales: ³ 0.01% y <0.1%; Muy inusuales: <0.01%. Clasificación por órganos y sistemas: Reacción adversa: Trastornos del aparato reproductor y de la mama: Metrorragia intermenstrual/ oligomenorrea, dismenorrea/dolor pélvico. Mastalgia, sensibilidad, aumento del volumen, secreción mamaria. Reacciones locales en el sitio de aplicación o incomodidad vulvovaginal como sensación de ardor, irritación y prurito; secreción vaginal. Leucorrea; ginecomastia en hombres. Aumento del tamaño de leiomiomas uterinos. Hiperplasia endometrial. Trastornos gastrointestinales: Náuseas; vómitos; distensión dolor de cabeza, migraña, nerviosismo. Accidente cerebrovascular/apoplejía; exacerbación de la corea. Trastornos musculoesqueléticos, del tejido conjuntivo y óseos: Artralgias; calambres en las piernas. Trastornos psiquiátricos: Cambios en la libido; alteración del estado de ánimo; irritabilidad; depresión, demencia. Trastornos vasculares: Embolismo pulmonar; trombosis venosa. Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: Edema. Trastornos de piel y tejido subcutáneo: Alopecia, cloasma/melasma; hirsutismo; prurito; erupciones cutáneas; eritema multiforme; eritema nodoso. Trastornos hepatobiliares: Colecistopatía. Ictericia colestásica. Infecciones e infestaciones: Vaginitis, incluida la candidiasis vaginal. Síndrome parecido a la cistitis. Neoplasias benignas y malignas (incluso quistes y pólipos): Cáncer de mama; cáncer de ovario, cambios fibroquísticos de la mama. Cáncer endometrial; agrandamiento de los hemangiomas hepáticos. Potenciación del crecimiento de meningioma maligno. Trastornos del sistema inmunológico: Urticaria, angioedema; hipersensibilidad; reacciones anafilácticas/anafilactoides. Trastornos del metabólismo y de la nutrición: Intolerancia a la glucosa, hipocalcemia (en pacientes con afecciones preexistentes de hipocalcemia). Trastornos oculares: Intolerancia a las lentes de contacto. Trombosis vascular retinal. Trastornos cardíacos: Infarto del miocardio. Exploraciones complementarias: Cambios en el peso (aumento o descenso). Aumento de triglicéridos. Aumento de la presión arterial. Endocrino: Pubertad precoz. Si nota usted algún efecto indeseable que no se mencione en este prostecto, por favor consulte a su médico o químico-farmacéutico.
  • Embarazo confirmado o presunto (ver sección 6 "Embarazo y lactancia"). Sangrado uterino anormal no diagnosticado. Cáncer de mama confirmado, presunto o antecedentes. Neoplasia dependiente del estrógeno confirmada o presunta (p. ej.: cáncer endometrial, hiperplasia endometrial). Enfermedad tromboembólica arterial (p. ej.: apoplejía, infarto de miocardio) o tromboembolismo venoso (como trombosis venosa profunda, embolismo pulmonar) activos o antecedentes. Disfunción o enfermedad hepática activa o crónica. Trastornos trombofílicos confirmados (p. ej.: proteína C, proteína S o deficiencia de antitrombina). Hipersensibilidad a algún componente de este medicamento.
  • General: La administración de la crema vaginal de EC puede producir absorción sistémica. Se deben tomar en cuenta las advertencias y precauciones asociadas al tratamiento oral con EC (consulte la Sección "Efectos colaterales"). Tratamiento combinado de estrógeno y progestina: Existen riesgos adicionales o aumentados que pueden asociarse con el uso del tratamiento combinado de estrógeno y progestina en comparación con el uso de regímenes de estrógeno solo. Estos incluyen un mayor riesgo de infarto de miocardio, embolismo pulmonar, cáncer de mama invasivo y cáncer de ovario. Riesgo cardiovascular: Se ha informado que la TE aumenta el riesgo de apoplejía y trombosis venosa profunda (TVP). Las pacientes que presentan factores de riesgo de trastornos trombóticos deben mantenerse bajo una observación cuidadosa. Las pacientes que presentan riesgo de desarrollar migrañas con aura pueden estar en riesgo de apoplejías isquémicas y deben mantenerse bajo una observación cuidadosa. Apoplejía: En el subestudio de estrógeno solo de la WHI, se informó un aumento de importancia estadística en el riesgo de apoplejía en las mujeres de 50 a 79 años de edad que recibían diariamente EC (0.625 mg) en comparación con las mujeres que recibían el placebo (45 en comparación con 33 por cada 10.000 mujeres-años). El aumento en el riesgo se demostró en el primer año y persistió. Los análisis de subgrupo de las pacientes de 50 a 59 años de edad indican que no hubo un aumento en el riesgo de apoplejía en las mujeres tratadas con EC (0.625 mg) en comparación con las que recibían placebo (18 en comparación con 21 por cada 10.000 mujeres-años). En caso de que se presente o sospeche apoplejía, se deberá interrumpir de inmediato el tratamiento con Conpremin. Tromboembolismo venoso: En el subestudio de estrógeno solo de la WHI, se informó un mayor riesgo de trombosis venosa profunda (TVP) de importancia estadística (23 en comparación con 15 por cada 10.000 personas-años). Se informó un aumento en el riesgo de embolismo pulmonar (EP), aunque no alcanzó una importancia estadística. El aumento en el riesgo de tromboembolia venosa (TEV) (TVP y EP) se demostró durante los primeros 2 años (30 en comparación con 22 por cada 10.000 personas-años). En caso de que se presente o sospeche de TEV, se deberá interrumpir inmediatamente el tratamiento con Conpremin. Si se desarrollan anomalías visuales, interrumpa el tratamiento con Conpremin pendiente de examen si hay una pérdida repentina de la visión, ya sea parcial o completa o una aparición repentina de proptosis, diploplía o migraña. Si el examen revela papiledema o lesiones vasculares retinales, suspenda el tratamiento con Conpremin. Se ha informado trombosis vascular retinal en pacientes que recibían estrógenos con o sin progestinas. Si es factible, el tratamiento con Conpremin debe interrumpirse durante al menos 4 a 6 semanas antes de una cirugía del tipo asociado con un mayor riesgo de tromboembolismo o durante períodos de inmovilización prolongada. Neoplasias malignas: Cáncer de endometrio: El consumo de estrógenos sin oposición en mujeres con útero intacto ha sido asociado con un mayor riesgo de cáncer de endometrio (consulte "Advertencias y precauciones, Exacerbación de otras afecciones"). El riesgo informado de cáncer de endometrio entre usuarias de estrógenos sin oposición es aproximadamente de 2 a 12 veces mayor que en las no usuarias, y parece dependiente de la duración del tratamiento y de la dosis de estrógenos. El mayor riesgo parece estar asociado con el consumo prolongado, que aumenta los riesgos de 15 a 24 veces durante 5 a 10 años o más, y se demostró que este riesgo persiste durante al menos 8 a 15 años después de interrumpir la TE. Se demostró que la adición de progestina al tratamiento posmenopáusico con estrógeno reduce el riesgo de hiperplasia endometrial, que podría ser una precursora del cáncer de endometrio (consulte Advertencias y precauciones, General). Es importante realizar la vigilancia clínica de todas las pacientes tratadas con estrógeno o combinaciones de estrógeno con progestina. Deben tomarse medidas diagnósticas adecuadas para descartar la malignidad en todos los casos de sangrado uterino anormal persistente o recurrente no diagnosticado. Cáncer de mama: Los estudios acerca del uso de estrógenos en mujeres post-menopáusicas han informado resultados incoherentes sobre los riesgos de cáncer de mama. El estudio clínico aleatorizado más importante que proporciona información sobre este tema es la WHI. En el subestudio de estrógeno solo de la WHI, después de un promedio de 7.1 años de seguimiento, el EC (0.625 mg a diario) no fue asociado con un aumento en el riesgo de cáncer de mama invasivo. Algunos estudios de observación han informado un mayor riesgo de cáncer de mama para el tratamiento de estrógeno solo después de varios años de consumo. El riesgo aumentó con la duración de la administración y pareció volver al período basal en el plazo de aproximadamente 5 años después de la suspensión del tratamiento (solamente los estudios observacionales disponen de datos sustanciales sobre el riesgo después de la suspensión). Se informó que el tratamiento de estrógeno provoca un aumento de mamografías anormales que requieren evaluación adicional. Cáncer de ovario: En algunos estudios epidemiológicos, el tratamiento de estrógeno se asoció con un aumento en el riesgo de cáncer de ovario luego de varios años de tratamiento. Otros estudios epidemiológicos no han encontrado estas asociaciones. Demencia: El grupo de estrógeno solo del estudio WHIMS, un estudio complementario de la WHI que incluyó a mujeres post-menopáusicas de entre 65 a 79 años de edad, informó un riesgo relativo (RR) de probable para los estrógenos conjugados en comparación con placebo de 1.49 [RR 1.49 (95 % IC 0.83-2.66)]. Se desconoce si estos hallazgos se aplican a las mujeres post-menopáusicas más jóvenes. Colecistopatía: Se informó un aumento de 2 a 4 veces en el riesgo de colecistopatía que requirió cirugía en pacientes que recibían TE. Hipercalcemia: La administración de estrógenos puede provocar hipercalcemia severa en pacientes con cáncer de mama y metástasis ósea. En caso de producirse, se debe interrumpir la administración del medicamento además de tomar las medidas apropiadas para reducir el nivel sérico de calcio. Inmune: Angioedema: Los estrógenos exógenos pueden inducir o exacerbar los síntomas de angioedema, especialmente en pacientes con angioedema hereditario. Retención de líquidos: Debido a que los estrógenos pueden ocasionar cierto grado de retención de líquidos, las pacientes con patologías que puedan ser afectadas por este factor, como la insuficiencia renal o cardíaca, merecen especial observación cuando se prescriban estrógenos. Hipertrigliceridemia: En el estudio de Salud y Osteoporosis, Progestina y Estrógenos (HOPE por sus siglas en inglés), los aumentos porcentuales medios desde el punto basal en los triglicéridos séricos después de 1 año de tratamiento con EC de 0.625 mg, 0.45 mg, 0.3 mg y placebo fueron de 34.2; 30.2; 25.0 y 10.8, respectivamente. Se debe tener precaución en pacientes con hipertrigliceridemia preexistente, ya que se han informado casos raros de grandes aumentos en los triglicéridos plasmáticos que produjeron pancreatitis en pacientes que recibían tratamiento de estrógeno en esta población. Función hepática deteriorada y antecedentes de ictericia colestásica: En el caso de los pacientes con antecedentes de ictericia colestásica asociada con el consumo de estrógeno en el pasado o con el embarazo, se debe tener precaución y en caso de recurrencia, se debe interrumpir el tratamiento con el medicamento. Los estrógenos pueden metabolizarse de manera deficiente en pacientes que tienen la función hepática deteriorada. Aumento de la presión arterial: En una pequeña cantidad de informes de casos, se han atribuido aumentos sustanciales en la presión arterial durante la TE a las reacciones idiosincráticas a los estrógenos. En un ensayo clínico amplio, aleatorizado, controlado con placebo, no se observó un efecto generalizado de la TE sobre la presión arterial. Exacerbación de otras afecciones: El tratamiento de estrógeno puede provocar una exacerbación de trastornos como asma, epilepsia, migraña con o sin aura, otosclerosis, porfiria, lupus eritematoso sistémico y hemangiomas hepáticos y debe prescribirse con precaución en mujeres con estas patologías. La endometriosis puede exacerbarse con la administración del tratamiento de estrógeno. Se han informado algunos casos de transformación maligna de implantes endometriales residuales en mujeres tratadas luego de una histerectomía con tratamiento de estrógeno solo. En el caso de mujeres de las cuales se sabe que tienen endometriosis residual luego de una histerectomía, se debe considerar la adición de progestina. Hipocalcemia: Los estrógenos deben administrarse con precaución en pacientes con una posible predisposición a hipocalcemia severa. Hipotiroidismo: La administración de estrógenos produce un aumento en los niveles de globulina fijadora de tiroxina (TBG). Las pacientes que dependen del tratamiento con hormona tiroidea y que reciben estrógenos podrían requerir dosis aumentadas del tratamiento de reemplazo de hormona tiroidea. Estas mujeres deben hacerse monitorear la función tiroidea para mantener sus niveles de hormona tiroidea libre en un rango aceptable (consulte la sección Interacciones). Monitoreo de laboratorio: La administración de estrógeno debe depender de la respuesta clínica y no de los niveles de hormona (p. ej., estradiol, FSH). Preservativos de látex: Se demostró que la crema vaginal de EC debilita los preservativos de látex. Se debe tener en cuenta la capacidad de la crema vaginal de EC de debilitar y contribuir a la rotura de preservativos, diafragmas o capuchón cervical hechos de látex o goma.
  • Embarazo y lactancia: Embarazo: Conpremin no se debe utilizar durante el embarazo (consulte la sección "Contraindicaciones"). Si se presenta el embarazo durante la administración de Conpremin, se deberá suspender de inmediato el tratamiento. Lactancia: No se debe administrar Conpremin durante la lactancia. Se sabe que la administración de estrógeno a las madres en período de lactancia reduce la cantidad y la calidad de la leche materna. Se han identificado cantidades detectables de estrógenos en la leche de madres que recibían el medicamento. Se debe tener precaución cuando se administran estrógenos a mujeres en período de lactancia. Efectos sobre la capacidad de conducir y usar máquinas: No se han realizado estudios de los efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinaria.
  • Los datos de un estudio de interacción farmacológica con estrógenos conjugados y acetato de medroxiprogesterona indican que la biodisponibilidad farmacocinética de ambas drogas no se ve alterada cuando se administran en forma concomitante. No se han llevado a cabo otros estudios clínicos de interacción droga-droga con estrógenos conjugados. Los estudios in vitro e in vivo demostraron que el 17 ß-estradiol, uno de los componentes de los estrógenos equinos conjugados, es parcialmente metabolizado por la isoenzima 3A4 del citocromo P450 (CYP3A4). Por lo tanto, los inductores o inhibidores del CYP3A4 pueden afectar el metabolismo de los estrógenos. Los inductores del CYP3A4 tales como preparaciones de hierba de San Juan (Hypericum perforatum), fenobarbital, fenitoína, carbamazepina, rifampicina y dexametasona pueden disminuir las concentraciones plasmáticas de los estrógenos y, en consecuencia, reducir su efecto y/o alterar el perfil de sangrado uterino. Los inhibidores de CYP3A4 tales como cimetidina, eritromicina, claritromicina, ketoconazol, itraconazol, ritonavir y jugo de pomelo pueden aumentar las concentraciones plasmáticas de estrógenos y generar efectos adversos. Interferencia con pruebas de diagnóstico de laboratorio y otras pruebas: Interacciones de pruebas de laboratorio: El aumento en el recuento de plaquetas disminuyó los niveles de antitrombina III y aumentó el antígeno plasminógeno y su actividad. Los estrógenos aumentan la globulina fijadora de tiroxina (TBG), lo que resulta en un aumento de la hormona tiroidea total circulante, según se mide a través del yodo unido a proteínas (PBI), los niveles de T4 por columna o por radioinmunoensayo o los niveles de T3 por radioinmunoensayo. La captación de resina de la T3 disminuye, lo que refleja el aumento de la TBG. Las concentraciones de T4 libre y T3 libre permanecen inalteradas. Otras proteínas ligadas pueden elevarse en el suero, por ejemplo, la globulina fijadora de corticosteroides (CBG), la globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG) lo que produce una mayor circulación de corticosteroides y esteroides sexuales, respectivamente. Las concentraciones de hormonas libres o biológicamente activas pueden reducirse. Aumento de las concentraciones de subfracciones de colesterol HDL y HDL2 plasmático, disminución de las concentraciones de colesterol LDL, aumento de los niveles de triglicéridos. Tolerancia a la glucosa deteriorada. Puede reducirse la respuesta a la metirapona.
  • Los síntomas de sobredosis de los productos que contienen estrógeno en adultos y niños pueden incluir náuseas, vómitos, sensibilidad mamaria, mareos, dolor abdominal, somnolencia/fatiga, en las mujeres puede ocurrir el sangrado por supresión. No existe un antídoto específico y si se necesita tratamiento adicional, este debe ser sintomático.
  • No repita el tratamiento sin consultar antes con el médico. No recomiende este medicamento a otra persona. Manténgase fuera del alcance de los niños. Para mayor información acerca de este producto favor contactarse con el Departamento Médico de Wyeth LLC al teléfono: 02-22412035.

Dispensación sujeta a normativa sanitaria.

Precio válido sólo para ventas a través de nuestro sitio web, no incluye costo de despacho.

Infórmate sobre la disponibilidad del o los productos solicitados en la herramienta “Ver Disponibilidad en Locales”. La disponibilidad de los productos en nuestra plataforma web está sujeta a la reposición de los mismos en nuestros locales, en particular aquella farmacia física vinculada con la compra en línea. Revisa la información disponible en ésta plataforma del stock de nuestros productos en otros los locales de la cadena en caso que quieras acceder a ellos en forma presencial, información que se actualiza cada hora. Para más información, llamar al número 800 802 800, teléfonos celulares al *7700 o al Servicio de Atención al Cliente de Farmacias Cruz Verde S.A.

Conpremin Estrogenos Conjugados Naturales 625 mcg.% Crema Vaginal 43 gr
¿Para qué enfermedades o condiciones se prescribe este medicamento?

Tratamiento de signos y síntoma de déficit estrogénico debido a la menopausia, natural o provocada quirúrgicamente (sofocos, sudoración nocturna, trastornos urogenitales). Prevención de osteoporosis en mujeres posmenopáusicas con elevado riesgo de fracturas.

¿Requiere indicación médica?

Dispensación sujeta a prescripción médica.

¿Qué precauciones debo tener al usar este medicamento?

Hipersensibilidad; cáncer de mama; tumores estrógeno-dependientes malignos o sospecha; hemorragia vaginal no diagnosticada; hiperplasia de endometrio no tratada; tromboembolismo venoso idiopático o antecedentes del mismo (trombosis venosa profunda o embolismo pulmonar), alteración trombofílica conocida, enf. tromboembólica arterial activa o reciente (angina, infarto de miocardio), enf. hepática aguda o antecedentes; porfiria.

CONPREMIN® CREMA AL 0.0625% Crema

Laboratorio: PFIZER

Drogas:

  • Estrógenos Conjugados

Acciones:

  • Hormonoterápicos:Estrogenoterapia

Acciones:

  • Sustancia activa: Cada g contiene: 0.625 mg de Estrógenos Conjugados Naturales. Excipientes: Aceite Mineral, Monoestearato de Glicerilo, Monoestearato de Propilenglicol, Cera Cetil Ester, Glicerol, Cera Blanca, Alcohol Cetílico, Estearato de Metilo, Lauril Sulfato de Sodio, Alcohol Feniletílico y Agua Purificada c.s.
  • Uso tópico.
  • Tratamiento de la vaginitis atrófica y de la uretritis atrófica de la post-menopausia. Cuando se prescriba exclusivamente para el tratamiento de los síntomas de la atrofia vulvovaginal, deberán considerarse los productos vaginales de aplicación tópica.
  • Dosis y modo de empleo: Los beneficios y riesgos del tratamiento con estrógeno (TE) siempre se deben evaluar cuidadosamente, incluso la consideración de la aparición de riesgos a medida que continúa el tratamiento (consulte Advertencias y precauciones, Neoplasias malignas). Los estrógenos con o sin progestinas deben prescribirse en las dosis efectivas mínimas y durante el menor tiempo posible de manera coherente con los objetivos del tratamiento y los riesgos para la mujer individual. Tratamiento de la vaginitis atrófica y la uretritis atrófica post-menopáusicas: Si se prescribe un estrógeno a una mujer post-menopáusica con útero, puede ser apropiada la adición de progestina (consulte Advertencias y precauciones, Neoplasias malignas). En algunos casos, es posible que mujeres sometidas a histerectomía con antecedentes de endometriosis necesiten progestina (consulte Advertencias y precauciones, Exacerbación de otras afecciones). En un ensayo de 52 semanas de duración con una crema vaginal de estrógenos conjugados sola (en ausencia de progestina), 0.5 g 2 veces por semana o 0.5 g 3 semanas sí y 1 semana no; no hubo evidencia de hiperplasia endometrial ni de carcinoma endometrial. Considere el uso de productos vaginales tópicos cuando trate únicamente la atrofia vulvas y vaginal. Se debe elegir la menor dosis efectiva que controle la sintomatología. La administración debe ser cíclica (por ejemplo, 3 semanas con y una sin tratamiento), y sólo usar por períodos cortos. Deberá efectuarse una reevaluación periódica de las pacientes para determinar si sigue siendo necesario el tratamiento para los síntomas. Rango de dosis habitual: 1 a 2 g al día, intravaginalmente, dependiendo de la severidad de la condición. No exceder la dosis diaria total de 4 g. Uso concomitante de progestágeno: La adición de un progestágeno durante la administración de estrógenos, reduce el riesgo de hiperplasia endometrial y de carcinoma de endometrio, los que se han asociado al uso a largo plazo de estrógenos solos. Estudios morfológicos y bioquímicos del endometrio sugieren que, para producir una máxima maduración endometrial y eliminar así cualquiera modificación hiperplásica, se necesitan 10 a 14 días de progestágeno agregado. Ya que el progestágeno se administra como protección frente a los cambios hiperplásticos endometriales, aquellas mujeres histerectomizadas no necesitarían este agregado. Ya que el progestágeno se administra como protección frente a los cambios hiperplásticos endometriales, las mujeres histerectomizadas no necesitan esta adición. Administración en niñas: No se han establecido la seguridad y la eficacia en pacientes pediátricas. El tratamiento con estrógenos en niñas prepúberes induce el desarrollo prematuro de las mamas y la cornificación vaginal y puede inducir el sangrado vaginal. Dado que la administración de dosis altas y repetidas de estrógeno durante períodos prolongados ha demostrado acelerar el cierre epifisario, el tratamiento hormonal no debe iniciarse antes de que haya ocurrido este cierre para no afectar el crecimiento final. La crema vaginal de EC no está indicada en niñas. Administración en pacientes ancianas: No ha habido una cantidad suficiente de mujeres geriátricas involucrada en estudios clínicos que utilizaran Comprenin para determinar si aquellas de más de 65 años de edad difieren de las mujeres más jóvenes en su respuesta a Comprenin. Estudio de la Iniciativa de la Salud de la Mujer (WHI). En el subestudio de estrógeno solo de la WHI (EC [0.625 mg] a diario en comparación con el placebo), hubo un riesgo relativo más elevado de apoplejía en las mujeres mayores de 65 años de edad. Estudio de Memoria de la Iniciativa de la Salud de la Mujer (WHIMS): En el estudio WHIMS con mujeres post-menopáusicas entre 65 y 79 años de edad, hubo un aumento en el riesgo de desarrollar demencia probable en las mujeres tratadas con estrógeno solo en comparación con placebo. Se desconoce si este descubrimiento se aplica a las mujeres post-menopáusicas más jóvenes. (Consulte "Advertencias y precauciones, Demencia").
  • La administración de crema vaginal de EC puede producir absorción sistémica. Se debe tener en cuenta las reacciones adversas asociadas con el tratamiento oral de EC. En un ensayo aleatorio, controlado con placebo, doble ciego, de 12 semanas que evaluaba la crema vaginal de estrógenos conjugados (EC), 423 mujeres recibieron al menos 1 dosis de la medicación de estudio y se incluyeron en todos los análisis de seguridad: 143 mujeres en el grupo de tratamiento con crema vaginal de EC-21/7 (0.5 g de crema vaginal de EC diarios durante 21 días, y 7 días sin tratamiento), 72 mujeres en el grupo de placebo equivalente; 140 mujeres en el grupo de tratamiento con Crema vaginal de EC 2 v/sem (0.5 g de crema vaginal de EC 2 veces por semana), 68 mujeres en el grupo de placebo equivalente. Hubo una extensión de etiqueta abierta de 40 semanas, donde 394 mujeres recibieron tratamiento con crema vaginal de EC, incluidas las pacientes que inicialmente se habían asignado al azar para recibir placebo. En este estudio no hubo diferencias estadísticamente significativas entre la crema vaginal de EC y el placebo. Las siguientes reacciones adversas han sido comunicadas con la crema vaginal de estrógenos conjugados o son efectos indeseables asociados con los estrógenos. No es posible estimar la incidencia de estas reacciones en base a los datos de venta por exposición de pacientes debido a que la dosis de la crema vaginal de estrógenos conjugados varía de una paciente a otra y el producto se comercializa mundialmente en distintos tamaños. Las reacciones adversas se enumeran en la Tabla según las categorías de frecuencia de CIOMS: Muy comunes: ³ 10%; Comunes: ³ 1% y <10%; Poco comunes: ³ 0.1% y <1%; Inusuales: ³ 0.01% y <0.1%; Muy inusuales: <0.01%. Clasificación por órganos y sistemas: Reacción adversa: Trastornos del aparato reproductor y de la mama: Metrorragia intermenstrual/ oligomenorrea, dismenorrea/dolor pélvico. Mastalgia, sensibilidad, aumento del volumen, secreción mamaria. Reacciones locales en el sitio de aplicación o incomodidad vulvovaginal como sensación de ardor, irritación y prurito; secreción vaginal. Leucorrea; ginecomastia en hombres. Aumento del tamaño de leiomiomas uterinos. Hiperplasia endometrial. Trastornos gastrointestinales: Náuseas; vómitos; distensión dolor de cabeza, migraña, nerviosismo. Accidente cerebrovascular/apoplejía; exacerbación de la corea. Trastornos musculoesqueléticos, del tejido conjuntivo y óseos: Artralgias; calambres en las piernas. Trastornos psiquiátricos: Cambios en la libido; alteración del estado de ánimo; irritabilidad; depresión, demencia. Trastornos vasculares: Embolismo pulmonar; trombosis venosa. Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: Edema. Trastornos de piel y tejido subcutáneo: Alopecia, cloasma/melasma; hirsutismo; prurito; erupciones cutáneas; eritema multiforme; eritema nodoso. Trastornos hepatobiliares: Colecistopatía. Ictericia colestásica. Infecciones e infestaciones: Vaginitis, incluida la candidiasis vaginal. Síndrome parecido a la cistitis. Neoplasias benignas y malignas (incluso quistes y pólipos): Cáncer de mama; cáncer de ovario, cambios fibroquísticos de la mama. Cáncer endometrial; agrandamiento de los hemangiomas hepáticos. Potenciación del crecimiento de meningioma maligno. Trastornos del sistema inmunológico: Urticaria, angioedema; hipersensibilidad; reacciones anafilácticas/anafilactoides. Trastornos del metabólismo y de la nutrición: Intolerancia a la glucosa, hipocalcemia (en pacientes con afecciones preexistentes de hipocalcemia). Trastornos oculares: Intolerancia a las lentes de contacto. Trombosis vascular retinal. Trastornos cardíacos: Infarto del miocardio. Exploraciones complementarias: Cambios en el peso (aumento o descenso). Aumento de triglicéridos. Aumento de la presión arterial. Endocrino: Pubertad precoz. Si nota usted algún efecto indeseable que no se mencione en este prostecto, por favor consulte a su médico o químico-farmacéutico.
  • Embarazo confirmado o presunto (ver sección 6 "Embarazo y lactancia"). Sangrado uterino anormal no diagnosticado. Cáncer de mama confirmado, presunto o antecedentes. Neoplasia dependiente del estrógeno confirmada o presunta (p. ej.: cáncer endometrial, hiperplasia endometrial). Enfermedad tromboembólica arterial (p. ej.: apoplejía, infarto de miocardio) o tromboembolismo venoso (como trombosis venosa profunda, embolismo pulmonar) activos o antecedentes. Disfunción o enfermedad hepática activa o crónica. Trastornos trombofílicos confirmados (p. ej.: proteína C, proteína S o deficiencia de antitrombina). Hipersensibilidad a algún componente de este medicamento.
  • General: La administración de la crema vaginal de EC puede producir absorción sistémica. Se deben tomar en cuenta las advertencias y precauciones asociadas al tratamiento oral con EC (consulte la Sección "Efectos colaterales"). Tratamiento combinado de estrógeno y progestina: Existen riesgos adicionales o aumentados que pueden asociarse con el uso del tratamiento combinado de estrógeno y progestina en comparación con el uso de regímenes de estrógeno solo. Estos incluyen un mayor riesgo de infarto de miocardio, embolismo pulmonar, cáncer de mama invasivo y cáncer de ovario. Riesgo cardiovascular: Se ha informado que la TE aumenta el riesgo de apoplejía y trombosis venosa profunda (TVP). Las pacientes que presentan factores de riesgo de trastornos trombóticos deben mantenerse bajo una observación cuidadosa. Las pacientes que presentan riesgo de desarrollar migrañas con aura pueden estar en riesgo de apoplejías isquémicas y deben mantenerse bajo una observación cuidadosa. Apoplejía: En el subestudio de estrógeno solo de la WHI, se informó un aumento de importancia estadística en el riesgo de apoplejía en las mujeres de 50 a 79 años de edad que recibían diariamente EC (0.625 mg) en comparación con las mujeres que recibían el placebo (45 en comparación con 33 por cada 10.000 mujeres-años). El aumento en el riesgo se demostró en el primer año y persistió. Los análisis de subgrupo de las pacientes de 50 a 59 años de edad indican que no hubo un aumento en el riesgo de apoplejía en las mujeres tratadas con EC (0.625 mg) en comparación con las que recibían placebo (18 en comparación con 21 por cada 10.000 mujeres-años). En caso de que se presente o sospeche apoplejía, se deberá interrumpir de inmediato el tratamiento con Conpremin. Tromboembolismo venoso: En el subestudio de estrógeno solo de la WHI, se informó un mayor riesgo de trombosis venosa profunda (TVP) de importancia estadística (23 en comparación con 15 por cada 10.000 personas-años). Se informó un aumento en el riesgo de embolismo pulmonar (EP), aunque no alcanzó una importancia estadística. El aumento en el riesgo de tromboembolia venosa (TEV) (TVP y EP) se demostró durante los primeros 2 años (30 en comparación con 22 por cada 10.000 personas-años). En caso de que se presente o sospeche de TEV, se deberá interrumpir inmediatamente el tratamiento con Conpremin. Si se desarrollan anomalías visuales, interrumpa el tratamiento con Conpremin pendiente de examen si hay una pérdida repentina de la visión, ya sea parcial o completa o una aparición repentina de proptosis, diploplía o migraña. Si el examen revela papiledema o lesiones vasculares retinales, suspenda el tratamiento con Conpremin. Se ha informado trombosis vascular retinal en pacientes que recibían estrógenos con o sin progestinas. Si es factible, el tratamiento con Conpremin debe interrumpirse durante al menos 4 a 6 semanas antes de una cirugía del tipo asociado con un mayor riesgo de tromboembolismo o durante períodos de inmovilización prolongada. Neoplasias malignas: Cáncer de endometrio: El consumo de estrógenos sin oposición en mujeres con útero intacto ha sido asociado con un mayor riesgo de cáncer de endometrio (consulte "Advertencias y precauciones, Exacerbación de otras afecciones"). El riesgo informado de cáncer de endometrio entre usuarias de estrógenos sin oposición es aproximadamente de 2 a 12 veces mayor que en las no usuarias, y parece dependiente de la duración del tratamiento y de la dosis de estrógenos. El mayor riesgo parece estar asociado con el consumo prolongado, que aumenta los riesgos de 15 a 24 veces durante 5 a 10 años o más, y se demostró que este riesgo persiste durante al menos 8 a 15 años después de interrumpir la TE. Se demostró que la adición de progestina al tratamiento posmenopáusico con estrógeno reduce el riesgo de hiperplasia endometrial, que podría ser una precursora del cáncer de endometrio (consulte Advertencias y precauciones, General). Es importante realizar la vigilancia clínica de todas las pacientes tratadas con estrógeno o combinaciones de estrógeno con progestina. Deben tomarse medidas diagnósticas adecuadas para descartar la malignidad en todos los casos de sangrado uterino anormal persistente o recurrente no diagnosticado. Cáncer de mama: Los estudios acerca del uso de estrógenos en mujeres post-menopáusicas han informado resultados incoherentes sobre los riesgos de cáncer de mama. El estudio clínico aleatorizado más importante que proporciona información sobre este tema es la WHI. En el subestudio de estrógeno solo de la WHI, después de un promedio de 7.1 años de seguimiento, el EC (0.625 mg a diario) no fue asociado con un aumento en el riesgo de cáncer de mama invasivo. Algunos estudios de observación han informado un mayor riesgo de cáncer de mama para el tratamiento de estrógeno solo después de varios años de consumo. El riesgo aumentó con la duración de la administración y pareció volver al período basal en el plazo de aproximadamente 5 años después de la suspensión del tratamiento (solamente los estudios observacionales disponen de datos sustanciales sobre el riesgo después de la suspensión). Se informó que el tratamiento de estrógeno provoca un aumento de mamografías anormales que requieren evaluación adicional. Cáncer de ovario: En algunos estudios epidemiológicos, el tratamiento de estrógeno se asoció con un aumento en el riesgo de cáncer de ovario luego de varios años de tratamiento. Otros estudios epidemiológicos no han encontrado estas asociaciones. Demencia: El grupo de estrógeno solo del estudio WHIMS, un estudio complementario de la WHI que incluyó a mujeres post-menopáusicas de entre 65 a 79 años de edad, informó un riesgo relativo (RR) de probable para los estrógenos conjugados en comparación con placebo de 1.49 [RR 1.49 (95 % IC 0.83-2.66)]. Se desconoce si estos hallazgos se aplican a las mujeres post-menopáusicas más jóvenes. Colecistopatía: Se informó un aumento de 2 a 4 veces en el riesgo de colecistopatía que requirió cirugía en pacientes que recibían TE. Hipercalcemia: La administración de estrógenos puede provocar hipercalcemia severa en pacientes con cáncer de mama y metástasis ósea. En caso de producirse, se debe interrumpir la administración del medicamento además de tomar las medidas apropiadas para reducir el nivel sérico de calcio. Inmune: Angioedema: Los estrógenos exógenos pueden inducir o exacerbar los síntomas de angioedema, especialmente en pacientes con angioedema hereditario. Retención de líquidos: Debido a que los estrógenos pueden ocasionar cierto grado de retención de líquidos, las pacientes con patologías que puedan ser afectadas por este factor, como la insuficiencia renal o cardíaca, merecen especial observación cuando se prescriban estrógenos. Hipertrigliceridemia: En el estudio de Salud y Osteoporosis, Progestina y Estrógenos (HOPE por sus siglas en inglés), los aumentos porcentuales medios desde el punto basal en los triglicéridos séricos después de 1 año de tratamiento con EC de 0.625 mg, 0.45 mg, 0.3 mg y placebo fueron de 34.2; 30.2; 25.0 y 10.8, respectivamente. Se debe tener precaución en pacientes con hipertrigliceridemia preexistente, ya que se han informado casos raros de grandes aumentos en los triglicéridos plasmáticos que produjeron pancreatitis en pacientes que recibían tratamiento de estrógeno en esta población. Función hepática deteriorada y antecedentes de ictericia colestásica: En el caso de los pacientes con antecedentes de ictericia colestásica asociada con el consumo de estrógeno en el pasado o con el embarazo, se debe tener precaución y en caso de recurrencia, se debe interrumpir el tratamiento con el medicamento. Los estrógenos pueden metabolizarse de manera deficiente en pacientes que tienen la función hepática deteriorada. Aumento de la presión arterial: En una pequeña cantidad de informes de casos, se han atribuido aumentos sustanciales en la presión arterial durante la TE a las reacciones idiosincráticas a los estrógenos. En un ensayo clínico amplio, aleatorizado, controlado con placebo, no se observó un efecto generalizado de la TE sobre la presión arterial. Exacerbación de otras afecciones: El tratamiento de estrógeno puede provocar una exacerbación de trastornos como asma, epilepsia, migraña con o sin aura, otosclerosis, porfiria, lupus eritematoso sistémico y hemangiomas hepáticos y debe prescribirse con precaución en mujeres con estas patologías. La endometriosis puede exacerbarse con la administración del tratamiento de estrógeno. Se han informado algunos casos de transformación maligna de implantes endometriales residuales en mujeres tratadas luego de una histerectomía con tratamiento de estrógeno solo. En el caso de mujeres de las cuales se sabe que tienen endometriosis residual luego de una histerectomía, se debe considerar la adición de progestina. Hipocalcemia: Los estrógenos deben administrarse con precaución en pacientes con una posible predisposición a hipocalcemia severa. Hipotiroidismo: La administración de estrógenos produce un aumento en los niveles de globulina fijadora de tiroxina (TBG). Las pacientes que dependen del tratamiento con hormona tiroidea y que reciben estrógenos podrían requerir dosis aumentadas del tratamiento de reemplazo de hormona tiroidea. Estas mujeres deben hacerse monitorear la función tiroidea para mantener sus niveles de hormona tiroidea libre en un rango aceptable (consulte la sección Interacciones). Monitoreo de laboratorio: La administración de estrógeno debe depender de la respuesta clínica y no de los niveles de hormona (p. ej., estradiol, FSH). Preservativos de látex: Se demostró que la crema vaginal de EC debilita los preservativos de látex. Se debe tener en cuenta la capacidad de la crema vaginal de EC de debilitar y contribuir a la rotura de preservativos, diafragmas o capuchón cervical hechos de látex o goma.
  • Embarazo y lactancia: Embarazo: Conpremin no se debe utilizar durante el embarazo (consulte la sección "Contraindicaciones"). Si se presenta el embarazo durante la administración de Conpremin, se deberá suspender de inmediato el tratamiento. Lactancia: No se debe administrar Conpremin durante la lactancia. Se sabe que la administración de estrógeno a las madres en período de lactancia reduce la cantidad y la calidad de la leche materna. Se han identificado cantidades detectables de estrógenos en la leche de madres que recibían el medicamento. Se debe tener precaución cuando se administran estrógenos a mujeres en período de lactancia. Efectos sobre la capacidad de conducir y usar máquinas: No se han realizado estudios de los efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinaria.
  • Los datos de un estudio de interacción farmacológica con estrógenos conjugados y acetato de medroxiprogesterona indican que la biodisponibilidad farmacocinética de ambas drogas no se ve alterada cuando se administran en forma concomitante. No se han llevado a cabo otros estudios clínicos de interacción droga-droga con estrógenos conjugados. Los estudios in vitro e in vivo demostraron que el 17 ß-estradiol, uno de los componentes de los estrógenos equinos conjugados, es parcialmente metabolizado por la isoenzima 3A4 del citocromo P450 (CYP3A4). Por lo tanto, los inductores o inhibidores del CYP3A4 pueden afectar el metabolismo de los estrógenos. Los inductores del CYP3A4 tales como preparaciones de hierba de San Juan (Hypericum perforatum), fenobarbital, fenitoína, carbamazepina, rifampicina y dexametasona pueden disminuir las concentraciones plasmáticas de los estrógenos y, en consecuencia, reducir su efecto y/o alterar el perfil de sangrado uterino. Los inhibidores de CYP3A4 tales como cimetidina, eritromicina, claritromicina, ketoconazol, itraconazol, ritonavir y jugo de pomelo pueden aumentar las concentraciones plasmáticas de estrógenos y generar efectos adversos. Interferencia con pruebas de diagnóstico de laboratorio y otras pruebas: Interacciones de pruebas de laboratorio: El aumento en el recuento de plaquetas disminuyó los niveles de antitrombina III y aumentó el antígeno plasminógeno y su actividad. Los estrógenos aumentan la globulina fijadora de tiroxina (TBG), lo que resulta en un aumento de la hormona tiroidea total circulante, según se mide a través del yodo unido a proteínas (PBI), los niveles de T4 por columna o por radioinmunoensayo o los niveles de T3 por radioinmunoensayo. La captación de resina de la T3 disminuye, lo que refleja el aumento de la TBG. Las concentraciones de T4 libre y T3 libre permanecen inalteradas. Otras proteínas ligadas pueden elevarse en el suero, por ejemplo, la globulina fijadora de corticosteroides (CBG), la globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG) lo que produce una mayor circulación de corticosteroides y esteroides sexuales, respectivamente. Las concentraciones de hormonas libres o biológicamente activas pueden reducirse. Aumento de las concentraciones de subfracciones de colesterol HDL y HDL2 plasmático, disminución de las concentraciones de colesterol LDL, aumento de los niveles de triglicéridos. Tolerancia a la glucosa deteriorada. Puede reducirse la respuesta a la metirapona.
  • Los síntomas de sobredosis de los productos que contienen estrógeno en adultos y niños pueden incluir náuseas, vómitos, sensibilidad mamaria, mareos, dolor abdominal, somnolencia/fatiga, en las mujeres puede ocurrir el sangrado por supresión. No existe un antídoto específico y si se necesita tratamiento adicional, este debe ser sintomático.
  • No repita el tratamiento sin consultar antes con el médico. No recomiende este medicamento a otra persona. Manténgase fuera del alcance de los niños. Para mayor información acerca de este producto favor contactarse con el Departamento Médico de Wyeth LLC al teléfono: 02-22412035.

Dispensación sujeta a normativa sanitaria.

Precio válido sólo para ventas a través de nuestro sitio web, no incluye costo de despacho.

Infórmate sobre la disponibilidad del o los productos solicitados en la herramienta “Ver Disponibilidad en Locales”. La disponibilidad de los productos en nuestra plataforma web está sujeta a la reposición de los mismos en nuestros locales, en particular aquella farmacia física vinculada con la compra en línea. Revisa la información disponible en ésta plataforma del stock de nuestros productos en otros los locales de la cadena en caso que quieras acceder a ellos en forma presencial, información que se actualiza cada hora. Para más información, llamar al número 800 802 800, teléfonos celulares al *7700 o al Servicio de Atención al Cliente de Farmacias Cruz Verde S.A.