Inscríbete aquí

Artículos

Imagen pasar agosto-1

¿A pasar agosto?

14 August 2019
El Dr. Gerardo Fasce, Jefe del Servicio de Geriatría del Hospital Clínico de la Universidad de Chile y Presidente de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile rompe el mito de que agosto sea el mes más peligroso para los adultos mayores. Revisa estos consejos para cuidar a los más sabios y experimentados de la familia.
Imagen pasar agosto-2



En la época invernal aumentan las patologías respiratorias y la mortalidad en relación al resto el año, afirma el doctor Gerardo Fasce, quien desmiente que exista algún argumento científico que respalde la vieja frase: “Hay que pasar agosto”. 

 

“El grupo de las personas mayores es el que más se hospitaliza y el que tiene mayor tasa de mortalidad, especialmente los meses de invierno, pero fuera de esta temporada, no tiene una estacionalidad definida”, explica y nos entrega algunos consejos generales para hacer más amena la época invernal para todos los adultos, especialmente para aquellos que tienen más años. 

 

Recomendaciones:

 

●        Prevenir enfermedades: Lo más importante es vacunarse para evitar enfermedades potencialmente graves, por eso es importante que las personas mayores se inmunicen contra la gripe o influenza en el periodo entre marzo, abril y mayo. Además, es recomendable vacunarse contra la neumonía, lo cual se puede realizar cada 5 años y en cualquier estación, no necesariamente antes del invierno.

Evitar cambios de temperatura es fundamental para prevenir. En el caso de los adultos mayores es aún más importante porque suelen perder calor corporal de manera más rápida. Por lo tanto, para abrigarse, lo ideal es utilizar un sistema de capas, así podrá ir agregando o quitando prendas si aumenta o disminuye el calor del ambiente.

 

●        Controlar la salud: Es fundamental mantener a raya las enfermedades crónicas. “Si yo tengo una patología crónica que no esté bien controlada, estoy más expuesto a enfermedades estacionales como los resfríos, por lo que las consecuencias podrían ser peores”, advierte. Por eso es importante mantener un control constante y un correcto seguimiento de las indicaciones médicas.

 

●        Evitar automedicación: Este mal hábito representa un gran riesgo, por lo que el Dr. Fasce hace hincapié en evitar esta conducta. “El grupo que más se automedica es el que corresponde a las personas mayores, quienes –además- no consideran como medicamentos ciertos fármacos”, como los analgésicos y los tranquilizantes, lo que puede asociarse a eventos adversos, explica el especialista. 

 

●        Realizar actividad física: “Existe el concepto equivocado de que el reposo es beneficioso. En general, para la mayoría de las situaciones médicas, es más dañino. Inclusive en un cuadro respiratorio, como un resfrío o una neumonía, el estar en cama hace menos eficiente la respiración y la movilización de las secreciones, lo que puede agravar el cuadro”, indica el geriatra. 

Además, el médico comenta que si bien los ejercicios son beneficiosos, lo ideal es que estos sean personalizados según la necesidad de cada persona. 

 

●        Cuidar la alimentación: 

Incluir en la dieta diaria frutas, verduras, cereales y frutos secos, ya que contienen vitaminas y minerales esenciales. El médico del Hospital Clínico de la Universidad de Chile recomienda la ingesta de huevos, granos, legumbres y distintos tipos de carnes. “El aporte de proteínas es fundamental en las personas mayores porque presentan mayor pérdida de masa muscular”, añade.

 

  • Mantener una vida social activa: Este aspecto es relevante, por lo tanto, la recomendación es mantenerse activo, dándole sentido y utilidad a las actividades que hagamos en el día a día y evitando el estrés. “Esto último es muy importante porque se asocia con un peor envejecimiento”, concluye.

 

Aunque “pasar agosto” es un mito, es importante que los más experimentados de la familia sigan estos consejos para que se mantengan sanos y activos por mucho más tiempo.