Inscríbete aquí

Buscador de Medicamentos

ZIAGEN® Solución Oral 20 mg/ml

Laboratorio:
GLAXOSMITHKLINE
Principio Activo:
Abacavir
Acciones:
Antiinfecciosos de Uso Sistémico:Antivirales

Información Farmacológica


Precauciones especiales de almacenamiento: No almacenar a temperaturas superiores a 25º C.
Vida útil: La fecha de caducidad se indica en el empaque.

Componentes globales de empaque considerados obligatorios: Tarjeta de alerta: Importante tarjeta de alerta Ziagen Solución Oral 20 mg/ml (sulfato de abacavir). Lleve esta tarjeta consigo en todo momento. Es posible que los pacientes que reciben tratamiento con Ziagen Solución Oral desarrollen alguna reacción de hipersensibilidad (reacción alérgica grave), la cual puede ser potencialmente mortal si se sigue administrando el tratamiento con Ziagen Solución Oral.
Contacte a su médico inmediatamente para que le indique si debe suspender su tratamiento con Ziagen Solución Oral en caso de: 1) experimentar algún erupción de la piel o 2) experimentar 1 o más síntomas de cuando menos 2 de los siguientes grupos: fiebre; falta de aire, dolor de garganta, o tos; náuseas, vómito, diarrea o dolor abdominal; dolor, cansancio severo o malestar general. Si ha suspendido el tratamiento con Ziagen Solución Oral debido a esta reacción,
nunca debe tomar nuevamente Ziagen Solución Oral, ni cualquier otro medicamento que contenga abacavir (Kivexa, Tricivir, Triumeq), ya que
en cuestión de horas podría experimentar un descenso potencialmente mortal en su presión arterial o incluso la muerte.
Panel de la caja: Se debe incluir el siguiente texto en alguno de los paneles de la caja:
desprenda la Tarjeta de Alerta adjunta, ya que contiene información importante sobre seguridad. Advertencia: en caso de presentar cualquier síntoma que sugiera alguna reacción de hipersensibilidad, contacte a su médico
inmediatamente. "Tire de aquí" (con la tarjeta de alerta adjunta).
Envase conteniendo 1 botella con 240 ml de solución.
Naturaleza y contenido del empaque: La formulación Ziagen en solución oral se suministra en frascos de polietileno de alta densidad con cierres a prueba de niños; éstos contienen 240 ml de solución oral. En el empaque también se incluyen una jeringa dosificadora oral de 10 ml y un adaptador.
Cada ml contiene: 20 mg de Abacavir como Sulfato de Abacavir. La formulación de Ziagen en solución oral es una solución acuosa de color transparente, o ligeramente amarillento opalescente, con sabor a fresas/plátano. Excipientes: Sorbitol; Sacarina Sódica; Citrato de Sodio; Acido Cítrico Anhidro, Metilparabeno, Propilparabeno, Propilenglicol; Sabor Artificial a Fresas y Plátano; Acido Clorhídrico Diluido y/o Solución de Hidróxido de Sodio; Agua Purificada.
Forma farmacéutica: Solución oral.
Grupo farmacoterapéutico: Análogo nucleósido. Código ATC: J05A F06.
Ziagen Solución Oral está indicado en la terapia de combinación antirretroviral para el tratamiento de la infección por Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) en adultos y niños.

Propiedades farmacodinámicas: Mecanismo de acción: El abacavir es un análogo nucleosídico, inhibidor de la transcriptasa inversa. Es un potente inhibidor selectivo de VIH-1 y VIH-2, incluyendo aislados de VIH-1 con sensibilidad reducida a la zidovudina, lamivudina, zalcitabina, didanosina o nevirapina. El abacavir se metaboliza intracelularmente a la fracción activa 5'- trifosfato (TP) de carbovir. Estudios in vitro han demostrado que su mecanismo de acción, en relación con el VIH, consiste en la inhibición de la enzima transcriptasa inversa del VIH, evento que da lugar a una terminación de la cadena e interrupción del ciclo de replicación vírica. La actividad antiviral de abacavir en cultivos celulares no fue antagonizada cuando se combina con los inhibidores nucleosidos de la transcriptasa reversa (NRTIs) didanosina, emtricitabina, lamivudina, stavudina, tenofovir, zalcitabina o zidovudina, los inhibidores no nucleosidos de la transcriptasa reversa (NNRTI) nevirapina, o el inhibidor de la proteasa (PI) amprenavir. En un estudio realizado en 20 pacientes infectados con el VIH, que recibieron 300 mg de Ziagen Solución Oral 2 veces al día, con sólo una dosis de 300 mg tomada con anterioridad al período de muestreo de 24 horas, la media geométrica de la vida media terminal intracelular del trifosfato de carbovir, en estado estacionario, fue de 20.6 horas, comparada con la media geométrica de la vida media del abacavir en el plasma que en este estudio fue de 2.6 horas. Se realizó una comparación entre las propiedades farmacocinéticas en estado estacionario de una dosis de 600 mg de Ziagen Solución Oral, administrados 1 vez al día, una dosis de 300 mg de Ziagen Solución Oral, administrados 2 veces al día, en un estudio entrecruzado que se realizó en 27 pacientes infectados con el VIH. En células sanguíneas mononucleares periféricas, el grado de exposición intracelular al trifosfato de carbovir fue mayor en los pacientes que recibieron tratamiento con 600 mg de Ziagen Solución Oral, administrados 1 vez al día, con respecto a los valores de ABC24, ss (32% mayor), Cmáx 24, ss (99% mayor) y concentraciones mínimas (18% mayores), en comparación con el régimen terapéutico de 300 mg administrados 2 veces al día. Estos datos respaldan el uso de 600 mg de Ziagen Solución Oral, 1 vez al día, en el tratamiento de pacientes infectados con el VIH. Además, se han demostrado la eficacia y la seguridad de Ziagen Solución Oral, administrado 1 vez al día, en un estudio clínico fundamental (CNA30021- ver Estudios clínicos). Se han seleccionado in vitro aislados de VIH-1 resistentes al abacavir, asociados con cambios genotípicos específicos en la región del codón de la transcriptasa inversa (TI) (codones M184V, K65R, L74V y Y115F). La resistencia viral al abacavir se desarrolla relativamente con lentitud in vitro e in vivo, requiriendo mutaciones múltiples para alcanzar un aumento de 8 veces en la CI50 para el virus silvestre, el cual puede ser un nivel clínicamente relevante. Existe la posibilidad de que algunos aislados resistentes al abacavir también exhiban una sensibilidad reducida a la lamivudina, zalcitabina o didanosina, o a varios de estos agentes, pero que permanezcan sensibles a la zidovudina y estavudina. No es probable que haya lugar a una resistencia cruzada entre el abacavir y los inhibidores de la proteasa, o los inhibidores no nucleosídicos de la transcriptasa reversa. El fracaso del tratamiento posterior a la terapia inicial con abacavir, lamivudina y zidovudina se asocia principalmente con el M184V solo, manteniéndose así muchas opciones terapéuticas para un régimen de segunda línea. El abacavir penetra el líquido cefalorraquídeo (LCR) (ver Farmacocinética), además, reduce los niveles de ARN del VIH-1 en el LCR. Cuando se combina con otros antirretrovirales, puede jugar un papel en la prevención de complicaciones neurológicas relacionadas con el VIH y, asimismo, puede retardar el desarrollo de resistencia en este sitio santuario.
Propiedades farmacocinéticas: Absorción: El abacavir se absorbe rápidamente y bien después de la administración oral. La biodisponibilidad absoluta del abacavir oral en adultos es de aproximadamente 83%. Después de la administración oral, el tiempo promedio (tmáx) para la concentración sérica máxima de abacavir es de aproximadamente 1.5 horas para la formulación en comprimidos y de aproximadamente 1.0 hora para la formulación en solución. No se han observado diferencias entre el ABC para el comprimido o la solución. A dosis terapéuticas (300 mg 2 veces al día) la Cmáx en el estado estacionario de abacavir comprimidos es de aproximadamente 3 µg/ml, y la ABC en un intervalo de dosificación de 12 horas es de aproximadamente 6.02 µg·h/ml (ABC diaria de aproximadamente 12.0 mcg.h/ml). El valor de Cmáx para la solución oral es ligeramente mayor que para el comprimido. Después de una dosis de 600 mg de Ziagen Solución Oral en comprimidos, la Cmáx media de abacavir fue de aproximadamente 4.26 mcg/ml, y el ABC media, de 11.95 mcg.h/ml. Los alimentos retardaron la absorción y disminuyeron la Cmáx pero no afectaron las concentraciones plasmáticas totales (ABC). Por tanto, Ziagen puede tomarse con o sin alimentos. Distribución: Después de la administración I.V., el volumen aparente de distribución fue de aproximadamente 0.8 l/kg, lo que indica que el abacavir penetra libremente en los tejidos corporales. Estudios realizados en pacientes infectados con VIH han mostrado una buena penetración del abacavir en el líquido cefalorraquídeo (LCR), con un cociente de ABC de LCR a plasma de 30 a 44%. En un estudio farmacocinético de Fase I, se investigó la penetración del abacavir en el LCR después de la administración de abacavir 300 mg 2 veces al día. La concentración promedio de abacavir alcanzada en el LCR 1.5 horas después de la dosis fue de 0.14 µg/ml. En un siguiente estudio farmacocinético de 600 mg 2 veces al día, la concentración de abacavir en el LCR aumentó con el tiempo, de aproximadamente 0.13 µg/ml después de 0.5 a 1 hora de la administración de la dosis, hasta aproximadamente 0.74 mg/ml después de 3 a 4 horas. Aunque las concentraciones máximas pueden no haberse obtenido alrededor de las 4 horas, los valores observados son 9 veces mayores que la CI50 del abacavir de 0.08 µg/ml o 0.26 µM. Los estudios de unión a las proteínas plasmáticas in vitro indican que a concentraciones terapéuticas el abacavir se une poco o moderadamente (aproximadamente 49%) a las proteínas plasmáticas humanas. Esto indica una baja probabilidad de interacciones farmacológicas mediante el desplazamiento de la unión a las proteínas plasmáticas. Metabolismo: El abacavir se metaboliza principalmente a través del hígado, excretándose renalmente una porción inferior al 2% de la dosis administrada, en forma de compuesto inalterado. Las vías primarias del metabolismo en el ser humano tienen lugar a través de la alcohol deshidrogenasa y la glucuronidación, con producción de ácido 5'-carboxílico y 5'glucurónido, que representan cerca del 66% de la dosis administrada. Estos metabolitos se excretan en la orina. Eliminación: La vida media promedio del abacavir es de aproximadamente 1.5 horas. Después de la administración de dosis orales múltiples de 300 mg de Ziagen Solución Oral, 2 veces al día, no hay una acumulación significativa del fármaco. La eliminación del abacavir tiene lugar a través del metabolismo hepático, con la excreción subsiguiente de metabolitos, principalmente en la orina. Los metabolitos y el abacavir inalterado representan cerca del 83% de la dosis de Ziagen Solución Oral administrada que se elimina en la orina, y el resto se elimina en las heces.
Poblaciones especiales: Niños: El abacavir se absorbe óptima y rápidamente a partir de una solución oral administrada a niños. Se ha demostrado que la exposición de abacavir en plasma es la misma para ambas formulaciones cuando se administran a la misma dosis. Los niños a los que se les administra abacavir en solución oral, conforme al régimen de dosificación recomendado, alcanzan una exposición a abacavir en plasma semejante a la de los adultos. Los niños a los que se les administra abacavir en comprimidos, conforme al régimen de dosificación recomendado, alcanzan una exposición a abacavir en plasma mayor que la de los niños a los que se les administra solución oral, debido a que se administran dosis mayores en mg/kg con la formulación en comprimidos (véase Posología). Estudios de farmacocinética pediátrica demostraron que una dosis al día provee el equivalente ABC0-24 de la dosis 2 veces al día de la misma dosis total diaria para ambas formulaciones (solución oral y comprimidos). No hay suficientes datos de seguridad para recomendar el uso de Ziagen Solución Oral en lactantes menores de 3 meses de edad. Los datos limitados de los que se dispone indican que una dosis de 2 mg/kg administrada a neonatos menores de 30 días de edad proporciona ABCs similares, o mayores, en comparación con la dosis de 8 mg/kg administrada a niños de mayor edad. Pacientes de edad avanzada: No se ha estudiado la farmacocinética del abacavir en pacientes mayores de 65 años de edad. Cuando se trata a pacientes de edad avanzada, debe considerarse la mayor frecuencia de disminución de las funciones hepática, renal y cardíaca, así como las enfermedades concomitantes u otra terapia medicamentosa. Insuficiencia renal: El abacavir se metaboliza principalmente a través del hígado, excretándose en la orina, en forma inalterada, aproximadamente un 2% del abacavir administrado. La farmacocinética del abacavir, en los pacientes con nefropatía en etapa terminal, es similar a la que se observa en los pacientes con una función renal normal. Por tanto, no se requiere realizar ajustes en la dosificación de los pacientes con insuficiencia renal. Insuficiencia hepática: El abacavir se metaboliza principalmente a través del hígado. La farmacocinética del abacavir se ha estudiado en pacientes con insuficiencia hepática de grado leve (Calificación 5-6 de Child-Pugh). Los resultados mostraron que hubo un aumento medio de 1.89 veces en el ABC del abacavir, y de 1.58 veces en la vida media de este mismo. Las ABCs de los metabolitos no sufrieron modificaciones a causa de la hepatopatía. Sin embargo, hubo disminuciones en sus velocidades de formación y eliminación. Con el propósito de alcanzar concentraciones que se encuentren dentro de los límites terapéuticos de los sujetos que no padecen hepatopatías, los pacientes con insuficiencia hepática de grado leve deben recibir 200 mg de Ziagen Solución Oral 2 veces al día. No se ha estudiado la farmacocinética en pacientes con insuficiencia hepática de grado moderado a severo, por lo cual Ziagen Solución Oral se contraindica en estos grupos de pacientes.
Estudios clínicos: En un estudio clínico doble-ciego, de más de 48 semanas de tratamiento, en pacientes adultos sin tratamiento previo, la combinación de abacavir, lamivudina y zidovudina mostró un efecto antiviral equivalente a la combinación con indinavir, lamivudina y zidovudina, en el análisis primario de eficacia. En un análisis secundario de pacientes con niveles plasmáticos basales de ARN de VIH-1, superiores a 100000 copias por ml, los sujetos que recibieron la combinación con indinavir mostraron una respuesta superior. Los pacientes con niveles plasmáticos basales de ARN de VIH-1, inferiores a 100000 copias por ml, mostraron una respuesta equivalente con ambos tratamientos. En un estudio multicéntrico, doble-ciego, controlado (CNA30021), de 770 adultos sin tratamiento previo, infectados con VIH, se investigó un régimen de dosificación de abacavir y lamivudina administrados 1 vez al día. Los pacientes fueron distribuidos aleatoriamente para recibir ya fuera Ziagen Solución Oral, a dosis de 600 mg administrados 1 vez al día, o 300 mg administrados 2 veces al día, ambos en combinación con 300 mg de lamivudina, administrados 1 vez al día, y 600 mg de efavirenz, administrados 1 vez al día. Los pacientes fueron estratificados en la línea basal en base al ARN del VIH-1 del plasma menor o igual a 100000 copias/ml o mayor a 100000 copias/ml. La duración del tratamiento doble-ciego fue de cuando menos 48 semanas. Los resultados se resumen en la siguiente tabla: Ver Tabla El grupo que recibió abacavir 1 vez al día mostró no ser inferior cuando se comparó con el grupo que recibió abacavir 2 veces al día, en el general y en los subgrupos de carga vírica basal. La incidencia de efectos adversos comunicados fue similar en los 2 grupos de tratamiento. Se intentó realizar un análisis genotípico en todos los sujetos con fracaso virológico (confirmado por ARN del VIH mayor a 50 copias/ml). Hubo una baja incidencia general de fracaso virológico en ambos grupos de tratamiento, esto es, el de 1 vez al día y el de 2 veces al día (10% y 8%, respectivamente). Además, la genotipificación estuvo restringida a muestras con ARN del VIH-1 en el plasma mayor a 500 copias/ml. Estos factores dieron como resultado un tamaño reducido de la muestra. Por tanto, no pueden formularse conclusiones firmes referentes a las diferencias en mutaciones emergentes en el tratamiento entre los 2 grupos. El residuo aminoácido 184 de la transcriptasa inversa siempre representó la posición más frecuente de las mutaciones asociadas con la resistencia a los INTI (M184V ó M184I). La segunda mutación más frecuente fue L74V. Las mutaciones Y115F y K65R no fueron comunes. Se estableció una comparación de asignación aleatoria de un régimen que incluía dosificación 1 versus 2 veces al día de abacavir y lamivudina dentro de un estudio controlado de asignación aleatoria y multicéntrico de pacientes pediátricos infectados con VIH. Se reclutaron 1.206 pacientes pediátricos con edades entre 3 meses y 17 años en el Ensayo ARROW (COL105677) y se les dosificó de conformidad con las recomendaciones de rango de peso en los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (terapia antiretroviral de la infección por VIH en infantes y niños, 2006). Después de 36 semanas en un régimen que incluyó abacavir y lamivudina 2 veces al día, 669 sujetos elegibles fueron asignados de manera aleatoria a una dosificación continua 2 veces al día o se les cambió a abacavir y lamivudina por al menos 96 semanas. Los resultados se resumen en la tabla a continuación: Ver Tabla Se demostró que el grupo de dosificación de abacavir/lamivudina 1 vez al día no era inferior al grupo de 2 veces al día de conformidad con el margen de no inferioridad previamente especificado de -12%, para el criterio de valoración principal de <80 c/ml en la semana 48, así como en la semana 96 (criterio de valoración secundario) y todos los demás límites evaluados (<200 c/ml, <400 c/ml, <1000 c/ml), los cuales se ubicaron claramente dentro de este margen de no inferioridad. Las pruebas de análisis de subgrupo en cuanto a heterogeneidad de 1 versus 2 veces al día no demostraron efecto significativo del sexo, la edad o la carga viral en la asignación aleatoria. Las conclusiones respaldaron la no inferioridad indistintamente del método de análisis. En un estudio que comparó combinaciones no a ciegas de INTR (con o sin nelfinavir a ciegas) en niños, una proporción significativamente mayor de pacientes tratados con abacavir y lamivudina (73%), o abacavir y zidovudina (70%), tuvo niveles de ARN de VIH-1 menores o iguales a 400 copias/ml, a las 24 semanas, en comparación con los tratados con lamivudina y zidovudina (44%). En los niños con una exposición antirretroviral extensa, se observó un efecto modesto, pero sostenido, de la combinación de abacavir, lamivudina y zidovudina. En pacientes que ya han recibido terapia, el grado de beneficio dependerá de la naturaleza y la duración de la terapia previa que pudiera haber seleccionado variantes de HIV-1 con resistencia cruzada al abacavir.
Registro antirretroviral en el embarazo: El registro antirretroviral en el embarazo ha recibido reportes prospectivos de más de 2000 exposiciones a abacavir durante el embarazo que terminaron en nacimientos vivos. Estos consistieron de más de 800 exposiciones durante el primer trimestre, más de 1100 exposiciones durante el segundo/tercer trimestre e incluyeron 27 y 32 defectos al nacimiento respectivamente. La prevalencia (95% IC) de defectos en el primer trimestre fue 3.1% (2.0; 4.4%) y en el segundo/tercer trimestres, 2.7% (1.9; 3.9%). Entre las embarazadas en la población de referencia, la incidencia considerada habitual de defectos al nacimiento es de 2.7%. No hubo asociación entre abacavir y defectos al nacimiento en general observados en el registro del uso de antirretrovirales en el embarazo.
Datos preclínicos de seguridad: Carcinogenicidad, mutagenicidad: El abacavir no fue mutagénico en pruebas bacterianas, pero mostró actividad in vitro en el análisis de aberración cromosómica del linfocito humano, el análisis del linfoma del ratón y la prueba del micronúcleo in vivo. Esto coincide con la actividad conocida de otros análogos de nucleósido. Estos resultados indican que el abacavir es un clastógeno débil, tanto in vitro como in vivo, a concentraciones altas para pruebas. Los estudios sobre carcinogenicidad con abacavir administrado oralmente en ratones y ratas, mostraron un incremento en la incidencia de tumores malignos y no malignos. Los tumores malignos se produjeron en las glándulas prepuciales de los machos y las glándulas clitorianas de las hembras, en ambas especies, y en el hígado, vejiga urinaria, ganglios linfáticos y la subdermis en ratas hembras. La mayoría de estos tumores se presentó a la dosis más alta de abacavir, consistente en 330 mg/kg/día, en ratones, y en 600 mg/kg/día en ratas. Estos niveles de dosificación fueron equivalentes a 24-32 veces la exposición sistémica humana esperada. La excepción fue el tumor de las glándulas prepuciales, que se produjo a una dosis de 110 mg/kg. Esto es equivalente a 6 veces la exposición sistémica esperada en el ser humano. No existe una contraparte estructural de estas glándulas en la especie humana. Aunque se desconoce el potencial carcinogénico en los seres humanos, estos datos sugieren que el riesgo carcinogénico en los humanos es excedido por el beneficio clínico potencial. Toxicología en la reproducción: Se ha visto que se produce una transferencia placentaria de abacavir, de sus metabolitos relacionados, o de ambos, en los animales. Sólo se encontraron indicios de toxicidad, en el desarrollo del embrión y el feto, en ratas que recibieron dosis maternas tóxicas de 500 mg/kg/día, y mayores. Esta dosis equivale a 32 - 35 veces la exposición terapéutica humana basada en el ABC. Los hallazgos incluyeron edema fetal, variaciones y malformaciones, resorciones, disminución del peso corporal fetal, así como un aumento en el número de partos de mortinatos. La dosis con la cual no se presentaron efectos en el desarrollo pre o posnatal, consistió en 160 mg/kg/día. Esta dosis es equivalente a una exposición de aproximadamente 10 veces la de los humanos. No se observaron hallazgos similares en conejos. Un estudio de fertilidad realizado en ratas mostró que las dosis de hasta 500 mg/kg de abacavir no tuvieron efecto alguno en la fertilidad de machos o hembras.
Toxicología o farmacología, o ambas, en animales: Se observó una degeneración leve del miocardio en el corazón de ratones y ratas, después de la administración de abacavir durante 2 años. Las exposiciones sistémicas fueron equivalentes a 7-24 veces la exposición sistémica esperada en el ser humano. No se ha determinado la relevancia clínica de este hallazgo.
La terapia debe ser iniciada por un médico con experiencia en el manejo de la infección por VIH. Ziagen puede tomarse con o sin alimentos.
Adultos, adolescentes y niños con un peso corporal de cuando menos 25 kg: La dosis recomendada de la formulación Ziagen Solución Oral consiste en 300 mg (15 ml) administrados 2 veces al día ó 600 mg (30 ml) 1 vez al día.
Niños a partir de 3 meses de edad y con un peso corporal menor de 25 kg: La dosis recomendada consiste en 8 mg/kg administrados 2 veces al día ó 16 mg/kg 1 vez al día hasta una dosis máxima de 300 mg 2 veces al día ó 600 mg 1 vez al día. La solución oral puede ser administrada a niños pesando menos de 14 kg o aquellos que no puedan deglutir comprimidos.
Niños menores de 3 meses de edad: Los datos disponibles con relación al uso de Ziagen Solución Oral en este grupo de edad son muy limitados (vea Propiedades farmacocinéticas).
Insuficiencia renal: No se requiere ajustar la dosis de Ziagen Solución Oral para los pacientes con insuficiencia renal (vea Propiedades farmacocinéticas). Sin embargo, no se recomienda el uso de Ziagen en pacientes con insuficiencia renal terminal.
Insuficiencia hepática: El abacavir se metaboliza principalmente en el hígado. La dosis recomendada de Ziagen Solución Oral en los pacientes con insuficiencia hepática leve (puntuación de Child-Pugh 5-6) es de 200 mg (10 ml) 2 veces al día. Para permitir la reducción de la dosis, debe usarse Ziagen Solución Oral para el tratamiento de estos pacientes. No se dispone de datos de farmacocinética y seguridad del uso de abacavir en pacientes con insuficiencia hepática (véase Farmacocinética). Por lo tanto, el uso de Ziagen está contraindicado en pacientes con insuficiencia hepática moderada y severa.

Instrucciones para su uso/manejo: Se proporciona una jeringa dosificadora oral con el fin de que se realicen mediciones exactas de la dosis prescrita de Ziagen en solución oral. En el empaque se incluyen las instrucciones para su uso. Deseche la solución oral de Ziagen Solución Oral 2 meses después de abrir por primera vez el envase.

Hipersensibilidad: (véase también Advertencias y Precauciones). En general, en estudios clínicos realizados antes de la introducción del procedimiento de detección del alelo HLA-B*5701, aproximadamente un 5% de los sujetos que recibieron Ziagen Solución Oral desarrolló alguna reacción de hipersensibilidad, la cual rara vez tuvo desenlaces fatales. Esta reacción se caracteriza por la aparición de síntomas que indican una afectación de varios órganos/sistemas corporales. Casi todos los pacientes que desarrollan reacciones de hipersensibilidad presentarán fiebre o exantema (usualmente maculopapuloso o urticarial), o ambas cosas, como parte del síndrome, aunque se han producido reacciones que no involucran exantema ni fiebre. Los síntomas pueden presentarse en cualquier momento mientras se recibe tratamiento con Ziagen Solución Oral, pero de ordinario aparecen dentro de las primeras 6 semanas posteriores a la iniciación del tratamiento (mediana de tiempo a 11 días de iniciación). Más adelante se listan los signos y síntomas de esta reacción de hipersensibilidad. Aquellos que fueron comunicados como reacción de hipersensibilidad,
por al menos un 10% de los pacientes, se presentan como texto en negritas. Cutáneos:
Exantema (usualmente maculopapuloso o urticarial). Vías gastrointestinales:
Náuseas, vómito, diarrea, dolor abdominal, ulceración de la boca. Vías respiratorias:
Disnea, tos, odinofagia, síndrome de distress respiratorio del adulto (SDRA), insuficiencia respiratoria. Varios:
Fiebre, fatiga, malestar general, edema, linfadenopatía, hipotensión, conjuntivitis, anafilaxia. Neurológicos/psiquiátricos:
Cefalea, parestesia. Hematológicos: Linfopenia. Hígado/páncreas:
Pruebas de función hepática elevada, insuficiencia hepática. Musculoesqueléticos:
Mialgia, en raras ocasiones miólisis, artralgia, niveles elevados de creatininfosfoquinasa. Renal: Niveles elevados de creatinina, insuficiencia renal. En algunos pacientes con hipersensibilidad se pensó inicialmente que presentaban enfermedades respiratorias (neumonía, bronquitis, faringitis), afecciones similares a la gripe, gastroenteritis o reacciones a otros medicamentos. Esta demora en el diagnóstico de hipersensibilidad ha dado lugar a la continuación o a la reintroducción de la terapia con Ziagen Solución Oral, lo que ha ocasionado que se presente una reacción de hipersensibilidad de grado más severo, o incluso la muerte. Por tanto, se debe considerar cuidadosamente realizar un diagnóstico en cuanto a reacciones de hipersensibilidad en aquellos pacientes que se presentan con síntomas de estas enfermedades. Si no es posible descartar una reacción de hipersensibilidad, no debe reiniciarse la terapia con Ziagen Solución Oral, ni con cualquier otro medicamento que contenga abacavir (p. ej.: Kivexa, Tricivir, Triumeq). Los síntomas relacionados con esta reacción de hipersensibilidad empeoran si se continúa con la terapia, pero de ordinario se resuelven al suspender la terapia con Ziagen. La restauración de la terapia con Ziagen, después de experimentar una reacción de hipersensibilidad, propicia una rápida recidiva de los síntomas en cuestión de horas.
Esta recurrencia de la reacción de hipersensibilidad puede ser más severa que en la presentación inicial, y puede incluir shock, e incluso la muerte. Independientemente de su status de HLA-B*5701, los pacientes que desarrollan esta reacción de hipersensibilidad deben suspender la terapia con Ziagen Solución Oral, y nunca someterse nuevamente a un tratamiento con Ziagen, o con cualquier otro medicamento que contenga abacavir (p. ej.: Kivexa, Tricivir, Triumeq). Con poca frecuencia se han presentado comunicaciones de reacciones de hipersensibilidad posteriores a la reintroducción de la terapia con Ziagen Solución Oral, donde la interrupción fue precedida por un solo síntoma clave de hipersensibilidad (exantema, fiebre, malestar general/fatiga, un síntoma gastrointestinal o respiratorio). En muy raras ocasiones se han comunicado reacciones de hipersensibilidad en pacientes que han reiniciado la terapia y que no habían presentado anteriormente síntomas de alguna reacción de hipersensibilidad. En el caso de muchos de los otros efectos adversos comunicados, no es claro si se relacionan con Ziagen Solución Oral, con la amplia variedad de medicamentos utilizados en el tratamiento de la enfermedad ocasionada por el VIH, o si son el resultado del proceso patológico. Muchos de los efectos que se listan más adelante (náuseas, vómito, diarrea, fiebre, fatiga, exantema) ocurren comúnmente como parte de la hipersensibilidad a Ziagen Solución Oral. Por tanto, se debe evaluar cuidadosamente a los pacientes que presentan cualquiera de estos síntomas, para determinar la presencia de esta reacción de hipersensibilidad. Si se ha suspendido la terapia con Ziagen Solución Oral en pacientes por haber experimentado alguno de estos síntomas, y se toma la decisión de reiniciarla, esto sólo debe llevarse a cabo bajo supervisión médica directa (véase Advertencias y Precauciones -"Consideraciones especiales después de interrumpir una terapia con Ziagen Solución Oral"). La mayoría de los efectos adversos que se listan a continuación no han sido limitantes del tratamiento. Se ha empleado la siguiente convención para su clasificación: muy común (mayor que 1/10), común (mayor que 1/100, menor que 1/10), no común (mayor que 1/1.000, menor que 1/100), raro (mayor que 1/10.000, menor que 1/1.000), muy raro (menor que 1/10.000).
Datos de pruebas clínicas: Trastornos metabólicos y nutricionales: Común: anorexia.
Trastornos del sistema nervioso: Común: cefalea.
Trastornos gastrointestinales: Comunes: náuseas, vómito, diarrea.
Trastornos generales: Comunes: fiebre, letargia, fatiga. En estudios clínicos controlados, las anormalidades de laboratorio relacionadas con el tratamiento con Ziagen Solución Oral no fueron comunes; asimismo, no se observaron diferencias en cuanto a incidencia, entre los pacientes tratados con Ziagen Solución Oral y los grupos control.
Población pediátrica: La base de datos de seguridad para respaldar la dosificación 1 vez al día de abacavir en pacientes pediátricos proviene del Ensayo ARROW (COL105677) en el que se les administró abacavir y lamivudina 1 ó 2 veces al día a 669 sujetos pediátricos infectados con VIH-1 (véase Estudios clínicos). No se han identificado problemas adicionales de seguridad en los sujetos pediátricos a los que se les administró la dosificación 1 ó 2 veces al día en comparación con los adultos.
Datos posteriores a la comercialización: Trastornos metabólicos y nutricionales: Común: Hiperlactatemia. Raro: Acidosis láctica (véase Advertencias y Precauciones). Redistribución/acumulación de grasa corporal (véase Advertencias y Precauciones). La incidencia de este evento depende de múltiples factores que incluyen la combinación particular de fármacos antirretrovirales.
Trastornos gastrointestinales: Raro: Se ha comunicado pancreatitis, pero es incierto que haya una relación causal con el tratamiento con Ziagen Solución Oral.
Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Común: exantema (sin síntomas sistémicos). Muy raros: eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica.
Ziagen Solución Oral está contraindicado en los pacientes con hipersensibilidad conocida al abacavir o a cualquiera de los ingredientes de Ziagen Solución Oral. También está contraindicado en pacientes con insuficiencia hepática moderada o severa.

Advertencias especiales y precauciones especiales para su uso: Hipersensibilidad: (véase Efectos colaterales). En general, en estudios clínicos realizados antes de la introducción del procedimiento de detección del alelo HLA-B*5701, aproximadamente un 5% de los sujetos que recibieron Ziagen Solución Oral desarrolló alguna reacción de hipersensibilidad, la cual rara vez tuvo desenlaces fatales.
Factores de riesgo: Los estudios han demostrado que la presencia del alelo HLA B*5701 está asociado con un aumento significativo en el riesgo de desarrollar una reacción de hipersensibilidad al abacavir. En el estudio prospectivo CNA106030 (PREDICT-1), el uso de un método de detección del alelo HLA B*5701 previo a la terapia, y la prevención subsiguiente de la administración de abacavir a pacientes con este alelo, redujo la tasa de incidencia de reacciones de hipersensibilidad clínicamente sospechosas al abacavir, de 7.8% (66 de 847) a 3.4% (27 de 803) (p<0.0001), y la tasa de incidencia de reacciones de hipersensibilidad confirmadas mediante la prueba del parche cutáneo, de 2.7% (23 de 842) a 0.0% (0 de 802) (p<0.0001). Con base en este estudio, se estima que de 48% a 61% de los pacientes que presentan el alelo HLA B*5701 desarrollará alguna reacción de hipersensibilidad durante el ciclo terapéutico con abacavir, en comparación con 0% a 4% de los pacientes que no presentan el alelo HLA B*5701. Los médicos deberían contemplar la utilización de métodos de detección de la presencia del alelo HLA B*5701 en cualquier paciente infectado por VIH que no haya sido expuesto previamente al abacavir. Se recomienda instituir un procedimiento de detección del alelo HLA B*5701 antes de reiniciar el tratamiento con abacavir en pacientes con estatus de HLA-B*5701 desconocido, y que hayan tolerado previamente el abacavir (véase "Consideraciones especiales después de la interrupción de una terapia con abacavir"). No se recomienda el uso de abacavir en pacientes que sean conocidos portadores del alelo HLA B*5701, por lo cual deberá contemplarse su uso sólo bajo circunstancias excepcionales donde el beneficio potencial exceda al riesgo, y bajo una estrecha supervisión médica. En cualquier paciente tratado con abacavir, el diagnóstico clínico de una reacción de hipersensibilidad sospechosa deberá seguir siendo la base en la toma de decisiones clínicas. Aún en ausencia del alelo HLA B*5701, es importante suspender la administración del abacavir, y no volver a exponer al paciente a este fármaco, si no es posible descartar una reacción de hipersensibilidad por motivos clínicos, debido al potencial riesgo de que se presente una reacción severa, incluso mortal.
Descripción clínica: La reacción de hipersensibilidad se caracteriza por la aparición de síntomas que indican afectación de múltiples órganos. La mayoría de los pacientes presenta fiebre o exantema, o ambas cosas, como parte del síndrome. Algunos de los otros síntomas de hipersensibilidad pueden incluir fatiga, malestar general, síntomas gastrointestinales, como náuseas, vómito, diarrea o dolor abdominal, así como signos y síntomas respiratorios, como disnea, odinofagia, tos y hallazgos anormales en la radiografía de tórax (predominantemente infiltrados, que pueden ser localizados).
Los síntomas de esta reacción de hipersensibilidad pueden presentarse en cualquier momento durante el tratamiento con Ziagen Solución Oral, pero de ordinario se presentan dentro de las primeras 6 semanas de terapia. Los síntomas empeoran si se continúa con la terapia y pueden llegar a ser potencialmente mortales. Estos síntomas suelen resolverse al suspender la terapia con Ziagen Solución Oral.
Manejo clínico: Independientemente de su estatus de HLA-B*5701, cualquier paciente que desarrolle signos o síntomas de hipersensibilidad debe contactar a su médico inmediatamente para recibir asesoría. Si se diagnostica alguna reacción de hipersensibilidad, debe suspenderse inmediatamente la terapia con Ziagen
Solución Oral. Después de la ocurrencia de alguna reacción de hipersensibilidad, nunca debe reiniciarse la terapia con Ziagen Solución Oral, ni con cualquier otro medicamento que contenga abacavir (p. ej.: Kivexa, Tricivir, Triumeq), ya que en cuestión de horas pueden volver a presentarse síntomas más severos, entre los cuales puede incluirse shock e incluso la muerte. Para evitar un retraso en el diagnóstico, y minimizar el riesgo de ocurrencia de alguna reacción de hipersensibilidad potencialmente mortal, debe suspenderse permanentemente la terapia con Ziagen Solución Oral si no es posible descartar una reacción de hipersensibilidad, aún cuando sea posible hacer otros diagnósticos (enfermedades respiratorias, afecciones similares a la gripe, gastroenteritis o reacciones a otros medicamentos). No debe reiniciarse la terapia con Ziagen Solución Oral, ni con cualquier otro medicamento que contenga abacavir (p. ej.: Kivexa, Tricivir, Triumeq), aún en los casos en que se produzca una recurrencia de los síntomas después de una nueva exposición a un medicamento o medicamentos alternativos. En el empaque de Ziagen Solución Oral se incluye una Tarjeta de Alerta con información para el paciente sobre esta reacción de hipersensibilidad.
Consideraciones especiales después de una interrupción de la terapia con Ziagen Solución Oral: Independientemente del status de HLA-B*5701 de un paciente, si se ha suspendido la terapia con cualquier producto que contiene abacavir y se está considerando volver a iniciarla, debe evaluarse la razón de la suspensión con el fin de asegurar que el paciente no haya presentado síntomas de alguna reacción de hipersensibilidad.
Si no es posible descartar una reacción de hipersensibilidad, no debe reiniciarse la terapia con Ziagen Solución Oral, ni con cualquier otro medicamento que contenga abacavir (p. ej.: Kivexa, Tricivir, Triumeq). Con poca frecuencia se han presentado comunicaciones de reacciones de hipersensibilidad posteriores a la reintroducción de la terapia con Ziagen Solución Oral, donde la interrupción fue precedida por un solo síntoma clave de hipersensibilidad (exantema, fiebre, malestar general/fatiga, síntomas gastrointestinales o algún síntoma respiratorio). Si se decide reiniciar la terapia con Ziagen Solución Oral en estos pacientes, esto sólo debe llevarse a cabo bajo supervisión médica directa. En muy raras ocasiones se han comunicado reacciones de hipersensibilidad en pacientes que han reiniciado la terapia y que no habían presentado anteriormente síntomas de alguna reacción de hipersensibilidad. Si se decide reiniciar la terapia con Ziagen Solución Oral, esto sólo debe llevarse a cabo si el paciente, u otros, pueden acceder rápidamente a cuidados médicos. Se recomienda realizar detección del alelo HLA-B*5701 antes de reiniciar el tratamiento con abacavir en pacientes con estatus de HLA-B*5701 desconocido, y que hayan tolerado previamente el abacavir. No se recomienda reiniciar el tratamiento con abacavir en aquellos pacientes con resultados positivos para la prueba de detección del alelo HLA-B*5701, y sólo se debe contemplar en circunstancias excepcionales donde el beneficio potencial exceda el riesgo y con una estrecha supervisión médica.
Información esencial para el paciente: Los médicos que prescriben el medicamento deben asegurarse que los pacientes conozcan la siguiente información sobre la reacción de hipersensibilidad. Los pacientes deben estar conscientes de la posibilidad de presentar alguna reacción de hipersensibilidad a Ziagen Solución Oral, la cual puede dar lugar a una reacción potencialmente mortal e incluso a la muerte y que existe un mayor riesgo de que desarrollen alguna reacción de hipersensibilidad si son HLA-B*5701-positivos. Además, se debe informar a los pacientes que las personas HLA-B*5701-negativas también pueden experimentar reacciones de hipersensibilidad al abacavir. Por lo tanto,
cualquier paciente que desarrolle signos o síntomas de una posible reacción de hipersensibilidad al abacavir,
debe contactar inmediatamente a su médico. Se debe recordar a aquellos pacientes hipersensibles a Ziagen Solución Oral que nunca deben tomar nuevamente Ziagen, ni cualquier otro medicamento que contenga abacavir (p.ej.: Kivexa, Tricivir, Triumeq) independientemente de su estatus del HLA-B*5701. Con el fin de evitar la reiniciación de la terapia con Ziagen Solución Oral, se debe pedir a los pacientes que han experimentado alguna reacción de hipersensibilidad que regresen a la farmacia la solución oral o los comprimidos de Ziagen restantes. Se debe aconsejar a los pacientes que han suspendido la terapia con Ziagen Solución Oral por cualquier razón, y en particular debido a posibles efectos adversos o enfermedades, que se pongan en contacto con su médico antes de reiniciar la terapia. Se debe recordar a cada paciente que lea el Folleto de Empaque que se incluye en la caja de Ziagen Solución Oral. Asimismo, se les debe recordar lo importante que es retirar la Tarjeta de Alerta que se incluye en el empaque y llevarla consigo en todo momento.
Acidosis láctica/hepatomegalia severa con esteatosis: Se han comunicado casos de acidosis láctica y hepatomegalia severa con esteatosis, con inclusión de casos mortales, al usar antirretrovirales análogos de nucleósido, ya sea solos o en combinación, incluyendo abacavir. La mayoría de estos casos ha tenido lugar en mujeres. Las manifestaciones clínicas que pueden indicar el desarrollo de acidosis láctica incluyen debilidad generalizada, anorexia y pérdida de peso súbita e inexplicable, así como síntomas gastrointestinales y síntomas respiratorios (disnea y taquipnea). Se debe tener precaución al administrar Ziagen Solución Oral a cualquier paciente, particularmente a los que presentan factores de riesgo de desarrollar hepatopatías. Se debe suspender el tratamiento con Ziagen Solución Oral en cualquier paciente que desarrolle hallazgos clínicos o de laboratorio que sugieran la presencia de acidosis láctica o hepatotoxicidad (que pueden incluir hepatomegalia y esteatosis, aún en ausencia de elevaciones muy notables en los niveles de transaminasas).
Lípidos séricos y glucosa en sangre: Los niveles de lípidos séricos y glucosa en sangre pueden aumentar durante la terapia antirretroviral. El control de la enfermedad y los cambios en el estilo de vida también pueden ser factores contribuyentes. Se debe tener en consideración la medición de los niveles de lípidos séricos y glucosa en sangre. Las alternativas de lípidos deben ser manejadas apropiadamente de acuerdo a la clínica.
Síndrome de reconstitución inmunológica: En aquellos pacientes infectados con el VIH, que presentan una deficiencia inmunitaria de grado severo al momento de iniciar la terapia antirretroviral (TARV), pueden presentar una reacción inflamatoria secundaria a infecciones oportunistas asintomáticas o residuales, que ocasionen serios trastornos clínicos o un agravamiento de los síntomas. Normalmente estas reacciones se observan dentro de las primeras semanas o meses posteriores a la iniciación de la TARV. Ejemplos importantes son la retinitis por Citomegalovirus, infecciones micobacterianas generalizadas o focales, o ambas, así como neumonía ocasionada por cepas de Pneumocystis jiroveci (P. carinii). Debe evaluarse, sin demora alguna, cualquier síntoma inflamatorio que se presente y, cuando sea necesario, iniciarse un tratamiento.
Se ha evidenciado la presentación de enfermedades autoimmunes (tales como la enfermedad de Graves, polimiositis y el síndrome de Guillain-Barré) en el contexto de la reconstitución inmunitaria, sin embargo, el tiempo de aparición es más variable, y puede ocurrir muchos meses después del inicio del tratamiento y algunas veces pueden ser de presentación atípica. Infecciones oportunistas: Los pacientes que reciben Ziagen Solución Oral, o cualquier otra terapia antirretroviral, aún pueden desarrollar infecciones oportunistas y otras complicaciones de la infección ocasionada por el VIH. Por lo tanto, todos los pacientes deben permanecer bajo observación clínica cercana de médicos experimentados en el tratamiento de estas enfermedades asociadas con el VIH.
Transmisión de la infección: Se debe advertir a los pacientes que no se ha probado que la terapia antirretrovírica actual, incluyendo Ziagen Solución Oral, prevenga el riesgo de transmisión del VIH a otros sujetos a través del contacto sexual o contaminación de la sangre. Se deben seguir tomando precauciones adecuadas.
Solución oral: La formulación Ziagen en solución oral contiene sorbitol, el cual es capaz de ocasionar dolor abdominal y diarrea. Al metabolizarse, el sorbitol se convierte en fructosa, por lo que no es adecuado administrar esta formulación a pacientes con intolerancia hereditaria a la fructosa.
Infarto de miocardio: En un estudio epidemiológico de carácter prospectivo y observacional, diseñado para investigar el índice de casos de infartos de miocardio en pacientes bajo terapia antirretroviral de combinación de fármacos, el uso de abacavir dentro de los 6 meses previos estuvo correlacionado con un incremento en el riesgo de desarrollar infarto de miocardio. En un análisis global de estudios clínicos patrocinados por GSK, no se observó mayor riesgo de desarrollar infarto de miocardio con el uso de abacavir. No existe un mecanismo biológico conocido que explique un incremento potencial. Todos los datos disponibles a partir de cohortes observacionales y estudios clínicos controlados no son concluyentes en lo que respecta a la relación entre el tratamiento con abacavir y el riesgo de desarrollar infarto de miocardio. Como medida precautoria, se debería considerar el riesgo subyacente de cardiopatía coronaria al prescribir terapias antirretrovirales, incluyendo abacavir, y tomar las medidas necesarias para minimizar todos los factores de riesgo modificables (p.ej.: hipertensión, hiperlipidemia, diabetes mellitus y tabaquismo).

Uso durante el embarazo y la lactancia: Embarazo: Abacavir se ha evaluado en el registro del uso de antirretrovirales en el embarazo en más de 2000 mujeres durante el embarazo y postparto. La información en humanos disponible en el Registro de Antirretrovirales en el Embarazo no demuestra un aumento del riesgo de defectos mayores al nacimiento por abacavir comparado con la incidencia considerada habitual (véase Estudios clínicos). Sin embargo, no hay estudios adecuados y bien controlados en embarazadas y no se ha establecido el uso seguro de Ziagen Solución Oral en el embarazo humano. El abacavir se ha asociado con hallazgos en los estudios de reproducción realizados en animales (véase Datos preclínicos de seguridad). Por tanto, la administración de Ziagen Solución Oral durante el embarazo sólo debe considerarse si el beneficio para la madre excede el posible riesgo para el feto. Se han producido comunicaciones de elevaciones transitorias leves en los niveles séricos de lactato, las cuales pueden deberse a una disfunción mitocondrial, en neonatos y lactantes expuestos, in útero o periparto, a INTR. Se desconoce la relevancia clínica de las elevaciones transitorias en los niveles séricos de lactato. En muy raras ocasiones, también han surgido comunicaciones de retraso en el desarrollo, convulsiones y otras enfermedades neurológicas. Sin embargo, no se ha establecido relación causal alguna entre estos eventos y la exposición a INTR, in útero o periparto. Estos hallazgos no afectan las recomendaciones actuales concernientes al uso de terapia antirretrovírica en mujeres embarazadas para prevenir la transmisión vertical de VIH. Lactancia: Expertos en salud recomiendan que, cuando sea posible, las mujeres infectadas con VIH no amamanten a sus bebés, con el fin de evitar la transmisión del VIH. En lugares en los cuales la alimentación con fórmula no sea posible, deben seguirse las guías locales oficiales de lactancia y tratamiento al considerar el amamantamiento durante la terapia antirretroviral. En un estudio después de la administración oral repetida de 300 mg de abacavir 2 veces al día (dados como Tricivir), la relación leche materna:plasma materno fue 0.9. La mayoría de los lactantes (8 de 9) tuvieron niveles de abacavir no detectables (sensibilidad de la prueba 16 ng/ml). Los niveles intracelulares de trifosfato de carbovir (metabolito activo de abacavir) en lactantes amamantando no se midieron por lo que se desconoce la relevancia clínica de las concentraciones séricas de los compuestos originales.
Efectos en la habilidad para conducir y usar maquinarias: Actualmente no se tienen datos disponibles que sugieran que Ziagen Solución Oral afecta la habilidad para conducir u operar maquinarias.

Interacciones medicamentosas y otros tipos de interacciones: Con base en los resultados de los experimentos realizados in vitro y las vías metabólicas principales conocidas del abacavir, el potencial de interacciones medicamentosas que impliquen al abacavir es bajo. El abacavir no muestra potencial de inhibición del metabolismo mediado por la enzima 3A4 del citocromo P450. También se ha observado in vitro que no interactúa con aquellos fármacos metabolizados por las enzimas CYP3A4, CYP2C9 o CYP2D6. En estudios clínicos, no se ha observado inducción alguna del metabolismo hepático. Por tanto, existe poco potencial de que surjan interacciones medicamentosas con antirretrovírales inhibidores de la proteasa y otros fármacos metabolizados por enzimas importantes del P450. Los estudios clínicos han demostrado que no existen interacciones clínicamente significativas entre el abacavir, la zidovudina y la lamivudina.
Efecto de abacavir sobre la farmacocinética de otros agentes: In vitro, abacavir no demostró inhibición, o demostró inhibición débil, de los transportadores de fármacos: transportador de aniones orgánicos 1B1 (OATP1B1), OATP1B3, proteína resistente del cáncer de mama (BCRP por sus siglas en inglés) ni de la glicoproteína-P (Pgp) y demostró inhibición mínima del transportador de cationes orgánicos 1 (OCT1), OCT2 y proteína de extrusión de toxinas y multifármacos 2-K (MATE2-K). Abacavir, por lo tanto, no se espera que afecte las concentraciones plasmáticas de fármacos que sean sustratos de estos transportadores. Abacavir es un inhibidor de MATE1 in vitro, sin embargo, abacavir tiene bajo potencial para afectar las concentraciones plasmáticas de sustratos de MATE1 a exposiciones terapéuticas del fármaco (hasta 600 mg).
Efecto de otros agentes sobre la farmacocinética de abacavir: In vitro, abacavir no es sustrato de OATP1B1, OATP1B3, OCT1, OCT2, OAT1, MATE1, MATE2-K, proteína asociada a resistencia multifármaco 2 (MRP2) o MRP4, por lo tanto, fármacos que modulan estos transportadores no se espera que afecten las concentraciones plasmáticas de abacavir. Aunque abacavir es un sustrato de BCRP y Pgp in vitro, estudios clínicos no demostraron cambios clínicamente significativos en la farmacocinética de abacavir cuando se coadministra con lopinavir/ritonavir (inhibidores Pgp y BCRP).
Interacciones relevantes de abacavir: Etanol: El metabolismo del abacavir se altera al usar etanol en forma concomitante, lo que da lugar a un aumento en el área bajo la curva (ABC) del abacavir de aproximadamente un 41%. Debido al perfil de seguridad del abacavir, estos hallazgos no se consideran clínicamente significativos. El abacavir no tiene efecto alguno sobre el metabolismo del etanol. Metadona: En un estudio farmacocinético, la coadministración de 600 mg de Ziagen Solución Oral, 2 veces al día, con metadona, mostró una reducción de 35% en la Cmáx de abacavir, así como una demora de 1 hora en el tmáx, pero el ABC permaneció inalterada. Los cambios en la farmacocinética del abacavir no se consideran clínicamente relevantes. En este estudio, el abacavir aumentó la depuración sistémica media de la metadona en un 22%. No se considera que este cambio sea clínicamente relevante para la mayoría de los pacientes, aunque en ocasiones puede requerirse una retitulación de la dosis de metadona. Retinoides: Los compuestos retinoides, como la isotretinoína, se eliminan a través de la alcohol deshidrogenasa. Es posible que se presente alguna interacción con el abacavir, pero no se ha estudiado.
En estudios clínicos, se han administrado a pacientes dosis únicas de hasta 1200 mg y dosis diarias de hasta 1800 mg, de abacavir. No se comunicaron efectos adversos inesperados. Se desconocen los efectos resultantes de la administración de dosis más altas. Si se produce una sobredosificación, se debe vigilar al paciente en cuanto a posibles indicios de toxicidad (véase Efectos colaterales) y, asimismo, aplicar un tratamiento estándar de soporte, según sea necesario. Se desconoce si el abacavir puede eliminarse a través de diálisis peritoneal o hemodiálisis.
Ninguna conocida.
*El buscador de medicamentos online de Farmacias Cruz Verde es una guía de productos farmacéuticos en el cual aparece recopilada la información otorgada por las compañías farmacéuticas. Los resultados de búsquedas en éste no implican que se encuentren disponibles para la venta en nuestros locales.