Inscríbete aquí

Buscador de Medicamentos

Información Farmacológica

Cada comprimido recubierto de Tinelle® contiene: Dienogest 2.00 mg; Etinilestradiol 0.03 mg.

En los siguientes casos no debe administrarse Tinelle®: Embarazo.
Patologías hepáticas: Patologías agudas y crónicas progresivas, síndrome de Dubin Johnson y Rotor, colestasis. También se incluye aquí la ictericia idiopática o el prurito durante un embarazo anterior o un tratamiento con estrógeno-gestágeno. Después de normalizarse los parámetros hepáticos, deberían transcurrir 6 meses antes de comenzar con la administración de anticonceptivos. Tumores hepáticos anteriores o existentes. Afecciones de los vasos y del metabolismo. Trastornos de la coagulación preexistentes o actuales o condiciones que predispongan a ello. Trombosis. Tromboembolia. Accidente cerebro-vascular. Infarto agudo de miocardio. Trombosis venosa profunda. Embolia pulmonar.
Trastornos específicos del sistema de la coagulación: Déficit de antitrombina III. Deficiencia de proteína C y/o S. Presión arterial elevada. Diabetes severa. Trastornos del metabolismo lipídico. Anemia falciforme. Tumores malignos, especialmente cáncer de mama, endometrio o cérvix.
Otras patologías: Herpes gestacional, otoesclerosis; obesidad grave; migraña acompañada de trastornos motrices o sensitivos. Hemorragias genitales de origen desconocido; porfiria; afecciones cardíacas y renales; epilepsia; asma; flebitis preexistente; esclerosis múltiple; corea menor. Debe controlarse especialmente a las pacientes mayores de 40 años. Tinelle® no debe administrarse durante el embarazo. Por ello debe excluirse un posible embarazo antes de comenzar con la administración de Tinelle®. En caso de ocurrir un embarazo durante la ingestión de Tinelle®, debe discontinuarse inmediatamente la administración del medicamento, aunque la ingestión anterior de Tinelle® no constituye razón para interrumpir el embarazo. Tinelle® no debe administrarse durante la lactancia. Si se administra Tinelle® en este período debe tenerse en cuenta que puede reducirse la producción de leche. En cantidades mínimas el principio activo pasa a la leche materna.
La administración de anticonceptivos hormonales está unida a un mayor riesgo de patologías tromboembólicas venosas y arteriales (por ej. trombosis venosas, embolias pulmonares, apoplejías, infarto de miocardio). Este riesgo puede incrementarse debido a factores adicionales (fumadoras, presión arterial elevada, disfunción de la coagulación o trastornos del metabolismo de los lípidos, obesidad, terreno varicoso, predisposición a fenómenos tromboembólicos periféricos y centrales. Es condicionante para la prescripción de Tinelle® un exhaustivo estudio de antecedentes familiares, un estudio clínico y ginecológico incluyendo el control de las mamas y un preparado citológico. En la anamnesis debe considerarse: antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares, diabetes, trastornos de la coagulación; en la anamnesis propia: factores complementarios como fumar e ingestión medicamentosa. En caso de indicios de antecedentes familiares se recomiendan medidas diagnósticas adicionales (por ejemplo, nivel de lipoproteína, AT-III, determinación de proteína C y proteína S, test oral de tolerancia de glucosa, determinación de las transaminasas, estudio oftalmoscópico). Los controles clínicos y ginecológicos deberían realizarse cada 6 meses.
Dada la posibilidad de importantes daños a la salud a causa de patologías tromboembólicas (véase Efectos Colaterales) deben estudiarse cuidadosamente en la paciente la existencia de factores que los favorezcan (por ejemplo, várices, anteriores infecciones venosas y trombosis, así como patologías cardíacas, considerable sobrepeso, dificultades de la coagulación de sangre), como también afecciones tromboembólicas venosas que hayan padecido familiares cercanos a edad más temprana, a fin de considerar los mismos en la decisión de administrar el medicamento. Aunque el riesgo de incidentes tromboembólicos venosos es considerablemente menor en la administración de anticonceptivos orales que durante un embarazo. En el caso de fumadoras que ingieren hormonas como prevención de embarazo, existe mayor riesgo de sufrir angiopatías, que pueden revestir gravedad (por ejemplo, infarto del miocardio, apoplejía). El riesgo aumenta a edad y consumo de cigarrillos mayores. En consecuencia, las pacientes mayores de 30 años que ingieren hormonas para evitar embarazos no deberían fumar. En caso de no prescindir del cigarrillo, deben aplicarse otros métodos anticonceptivos, especialmente en presencia de factores adicionales de riesgo.
Envase conteniendo 28 comprimidos recubiertos, 21 con dienogest 2.00 mg; etinilestradiol 0.03 mg + 7 comprimidos con placebo.
Comprimido recubierto. Anticonceptivo hormonal de uso sistémico. Combinación de estrógeno-gestágeno con efecto antiandrogénico, también especialmente indicada para pacientes con acné, seborrea, hirsutismo.
Anticoncepción hormonal. Tratamiento hormonal del acné ,seborrea, hirsutismo.
Tinelle® se administra diariamente durante 21 días + 7 placebos = 28 días. Salvo prescripción médica contraria, debe comenzarse con la primera administración de Tinelle® el primer día del sangrado menstrual, también si anteriormente se administró otro anticonceptivo hormonal. Se extrae el comprimido recubierto de un casillero y se ingiere sin masticar con suficiente líquido. A continuación se extrae a diario otro comprimido recubierto en el sitio de la flecha hasta terminar con el blister del ciclo. Se recomienda respetar la hora elegida para la ingestión. En el lapso intermedio de 7 días después de 21 días de administración comienza una hemorragia, por lo general 2 a 4 días después de la ingestión del último comprimido recubierto. El primer ciclo bajo la acción de Tinelle®, en contraposición a todos los siguientes sólo dura 23 a 25 días en lugar de 4 semanas. Después de la interrupción de 7 días se continúa con la administración de los comprimidos recubiertos del próximo blister, independientemente de si el sangrado ya cesó o aún perdura. La protección anticonceptiva comienza con el primer día de ingestión y se mantiene aún en las pausas de 7 días.
La administración de anticonceptivos hormonales está unida a un mayor riesgo de patologías tromboembólicas venosas y arteriales (por ej.: trombosis venosas, embolias pulmonares, apoplejías, infarto del miocardio). Este riesgo puede incrementarse debido a factores adicionales (fumadoras, presión arterial elevada, disfunción de la coagulación de sangre o del metabolismo de las grasas, considerable sobrepeso, várices, anteriores infecciones venosas y trombosis), véase medidas de precaución. Además las pacientes pueden manifestar, ante todo durante los primeros ciclos de administración: sensación turgente en las mamas, oscilaciones del peso corporal, estados depresivos, modificación del instinto sexual, molestias estomacales, náuseas, vómitos, cefaleas (incluso del tipo de migrañas). Es posible una disminuida tolerancia a las lentes de contacto. Con una administración prolongada pueden en ocasiones manifestarse manchas en el rostro (cloasma) de pacientes con predisposición a ello; éstas pueden acentuarse con mayor exposición al sol. Las pacientes con tendencia a ello, debieran evitar la prolongada exposición. Determinadas infecciones vaginales, por ejemplo, la candidiasis puede presentarse con mayor frecuencia.
Embarazo y lactancia materna: Los principios activos de Tinelle® pasan a la placenta y al feto. Sin embargo, de todos los estudios realizados ha resultado que la ingestión de preparados que contengan estrógenos y gestágenos durante el embarazo, también en su primera etapa, no aumenta el riesgo de malformaciones. A pesar de ello están contraindicados los esteroides sexuales en el embarazo, dado que no puede excluirse por completo un daño fetal. Por esa razón, antes de comenzar la administración de anticonceptivos hormonales debe excluirse un posible embarazo. Se deberá advertir a cada paciente de que al faltar la hemorragia de abstinencia deberá consultar inmediatamente al médico. Dado que esteroides sexuales y sus metabolitos pasan a la leche materna, deberán abstenerse de ingerir anticonceptivos hormonales las madres que amamantan. Además debe tenerse en cuenta que las combinaciones de estrógeno-gestágeno conllevan una disminución de la lactación. No puede fijarse una edad mínima para la prescripción de anticonceptivos hormonales. La primera prescripción deberá efectuarse de acuerdo al nivel de madurez biológico y psíquico.
*El buscador de medicamentos online de Farmacias Cruz Verde es una guía de productos farmacéuticos en el cual aparece recopilada la información otorgada por las compañías farmacéuticas. Los resultados de búsquedas en éste no implican que se encuentren disponibles para la venta en nuestros locales.