Encuentra tu farmacia
BioequivalentesDespacho a Domicilio
Artículos de Salud

Encuentran nuevo antibiótico en el océano

Se trataría de un compuesto completamente nuevo e inusual.

Buscador de Medicamentos

*El buscador de medicamentos online de Farmacias Cruz Verde es una guía de productos farmacéuticos en el cual aparece recopilada la información otorgada por las compañías farmacéuticas. Los resultados de búsquedas en éste no implican que se encuentren disponibles para la venta en nuestros locales.

Buscador de Medicamentos

Para realizar una búsqueda puedes ingresar el nombre del Medicamento o utilizar el índice alfabético.

Buscar por nombre :

Ver listado alfabético de Medicamentos.

SOLU-MEDROLVolver a la búsqueda

SOLU-MEDROL

PFIZER

Metilprednisolona

Hormonoterápicos : Corticoesteroides

Composición: Liofilizado para solución inyectable 40 mg: Cada Act-O-Vial contiene: Succinato Sódico de Metilprednisolona 40 mg. Liofilizado para solución inyectable 125 mg: Cada Act-O-Vial contiene: Succinato Sódico de Metilprednisolona 125 mg. Liofilizado para solución inyectable 500 mg: Cada frasco-ampolla liofilizado contiene: Succinato Sódico de Metilprednisolona 500 mg. Liofilizado para solución inyectable 1.000 mg: Cada Act-O-Vial contiene: Succinato Sódico de Metilprednisolona 1.000 mg.
Acción Terapéutica: Corticosteroide.
Indicaciones: Indicaciones para casos de shock: Está indicado en casos de shock hemorrágico, traumático, quirúrgico, cardiógeno y séptico. En casos de shock, el uso auxiliar de Solu-Medrol (succinato sódico de metilprednisolona) I.V. puede ayudar a conseguir el restablecimiento hemodinámico. La terapia con corticoides no deberá reemplazar a los métodos clásicos para combatir el shock, pero la evidencia actual indica que el uso simultáneo de dosis elevadas de corticoides junto con otras medidas puede mejorar las tasas de supervivencia. Indicaciones excluyendo los casos de shock: Trastornos endocrinos: Insuficiencia adrenocortical aguda, puede necesitarse suplementación mineralocorticoide. Estados alérgicos: Control de padecimientos alérgicos severos o incapacitantes que no responden a ensayos adecuados de tratamiento convencional en: asma bronquial, dermatitis por contacto, enfermedad del suero, reacciones de hipersensibilidad medicamentosa, dermatosis alérgica, urticaria, reacciones a las picaduras de insectos. Crisis asmáticas: En la crisis asmática, Solu-Medrol es un auxiliar de las medidas terapéuticas clásicas. La dosificación es de 10 mg a 500 mg por vía I.V. Las dosis de hasta 125 mg deberán administrarse por vía I.V. durante un período de 1 a varios minutos, y si fuesen mayores de 125 mg deberán administrarse durante un período de 10 a 20 minutos. Las dosis pueden repetirse de acuerdo con la respuesta y el estado clínico del paciente. Reacciones anafilácticas: En reacciones anafilácticas, deberá administrarse primeramente epinefrina o norepinefrina para conseguir un efecto inmediato, seguido por inyección I.V. de Solu-Medrol y otros procedimientos aceptables. Hay evidencias que indican que los corticoides por sus efectos hemodinámicos prolongados, son útiles para impedir los ataques recurrentes de reacciones anafilácticas agudas. Infecciones extremadamente graves con toxicidad severa: En pacientes en trance de muerte por infecciones extremadamente severas para las cuales no se dispone de antibioticoterapia específica, la terapia intensiva con Solu-Medrol puede permitir la supervivencia hasta que el antibiótico haya tenido tiempo de producir su efecto. Deberán llevarse a cabo todos los procedimientos necesarios para establecer un diagnóstico bacteriano y comenzar una terapia con el succinato sódico de metilprednisolona. En presencia de infección, la terapia con Solu-Medrol deberá administrarse durante el tiempo más corto necesario para una respuesta clínica adecuada y deberá suspenderse por lo menos 3 días antes de cesar la antibioticoterapia. En caso de infecciones quirúrgicas (por ejemplo: peritonitis secundaria a ruptura visceral) deberá programarse el procedimiento quirúrgico definitivo tan pronto el estado del paciente lo permita. Una mejoría clínica como resultado de la terapia hormonal no debe ser la causa para postergar el tratamiento quirúrgico. Quemaduras esofágicas por ingestión de cáusticos: Ha habido una relación entre la administración de corticoterapia y una menor incidencia de formación de estenosis cicatrizales y disminución de la morbilidad. Para ser eficaces, los corticoides deberán comenzar a usarse dentro de las 48 horas del momento en que ocurre la quemadura. Un esteroide de acción rápida tal como Solu-Medrol puede administrarse junto con infusión I.V. de sostén y terapia antibiótica como tratamiento inicial. Después de la esofagoscopia, puede suspenderse la administración del fármaco en los pacientes que no presenten quemadura. El tratamiento en los casos con daño esofágico verificado deberá continuarse con Depo-Medrol (acetato de metilprednisolona) o Medrol oral (metilprednisolona) si son tolerado antibióticos y sondeos cuando sean necesarios. Crup severo o moderadamente severo: Algunos investigadores han encontrado que los corticoides son valiosos para el tratamiento del crup moderadamente severo y severo (laringotraqueobronquitis aguda) cuando se administran a lactantes y niños junto con otras medidas terapéuticas aceptadas. Hasta el presente, sin embargo, no existen datos con respecto al efecto de los corticoides en la forma epiglótica aguda del crup debido a H. influenzae. No se ha comprobado que la incidencia de las traqueotomías haya disminuido debido a la administración de Solu-Medrol. La dosis recomendada es de 40 mg por vía I.M., administrada tan pronto sea posible durante el ataque. Esta terapia ha sido bien tolerada. Se han comunicado casos de bradicardia pasajera en ciertos pacientes tratados con este agente. Neurodermatitis generalizada/reumatismo articular agudo: Colitis ulcerativa (terapia sistémica), para mantener al paciente durante un período crítico de la enfermedad. Colitis ulcerativa (instilación rectal): Se ha demostrado que dosis de 40 a 120 mg, administradas como enema a retener o por goteo continuo, 3 a 7 veces por semana durante períodos de 2 o más semanas, son un auxiliar útil en el tratamiento de algunos pacientes con colitis ulcerativa. Muchos pacientes pueden controlarse con 40 mg de Solu-Medrol; administrado en una cantidad de 30 ml a 30 ml de agua de acuerdo con el grado de compromiso de la mucosa inflamada del colon. Deberán instituirse por supuesto otras medidas terapéuticas aceptadas. Al iniciar la terapia en casos de lupus eritematoso sistémico agudo fulminante y reumatismo articular agudo, y para aliviar el dolor durante las manifestaciones agudas de la gota, puede administrarse Solu-Medrol por vía I.V. lenta durante un período de varios minutos. Posteriormente, el paciente deberá ser sometido a la terapia I.M. y oral, según sea necesario, para un alivio continuo de los síntomas. En estas enfermedades también deberán utilizarse otras medidas terapéuticas aceptadas. Dosificación: Hasta 500 mg según la severidad del padecimiento.
Posología: En indicaciones que no incluyen el shock, la dosis inicial variará de 10 mg a 500 mg según el problema clínico que se está tratando. Las dosis mayores pueden ser necesarias para el tratamiento a corto plazo de enfermedades severas agudas. La dosis inicial de hasta 125 mg deberá administrarse por vía I.V. durante un período de 1 a varios minutos y, si fuese mayor de 125 mg, deberá administrarse en un período de 10 a 20 minutos. Las dosis subsiguientes pueden administrarse por vía I.V. o I.M. a intervalos que variarán de acuerdo con la respuesta y el estado clínico del paciente. La dosificación puede reducirse para lactantes y niños, pero deberá estar regida más por la severidad del padecimiento y respuesta del paciente que por su edad o peso corporal. No deberá ser menor de 0.5 mg por kg cada 24 horas. Solu-Medrol puede administrarse por infusión I.V. utilizando como solución de infusión ya sea solución de dextrosa en agua al 5%, solución salina isotónica o solución de dextrosa al 5% en solución salina isotónica. Solu-Medrol es también compatible con la mayoría de otras soluciones para infusión utilizadas comúnmente, plasma o sangre total. Solu-Medrol en concentraciones de 0.25 mg/ml es físicamente estable durante 48 horas a la temperatura ambiente. A concentraciones mayores de 0.25 mg/ml puede precipitar en 0-4 horas. Los diluyentes deberán utilizarse en las cantidades recomendadas. Todas las soluciones deberán utilizarse en el término de 48 horas después de su dilución. Cualquier solución que muestre un precipitado deberá descartarse. Posología y administración en casos de shock: Para tratar el shock, existe la tendencia en la práctica médica actual de usar dosis farmacológicas de corticosteroides. (La actividad antiinflamatoria relativa de 125 mg de Solu-Medrol, es igual a la de 625 mg de hidrocortisona). La dosis sugerida para el shock es de 30 mg/kg repitiéndose a las 4 horas, si fuese necesario. La terapia se inicia administrando Solu-Medrol por vía I.V. durante un período de 10 a 20 minutos. En general, la terapia deberá continuarse únicamente hasta que el estado del paciente se haya estabilizado por lo general, no más de 48 a 72 horas. Solu-Medrol puede administrarse por inyección I.V., por infusión I.V. o por inyección I.M.. El método preferido para comenzar a tratar un caso de urgencia es la inyección I.V. Para el tratamiento del shock cardiógeno, se recomienda Solu-Medrol 30 mg/kg. Después de la infusión inicial que se administra durante un período de 10 a 20 minutos, la misma dosis puede repetirse 1 ó 2 veces solamente en el mismo período de 24 horas. Es aconsejable esperar 4 horas antes de repetir la inyección. Si no se observa respuesta a las 4 horas, es aconsejable buscar signos de sangrado o infección. En el shock cardiógeno, usar únicamente Solu-Medrol si la presión venosa central es mayor 10 cm de agua.
Presentaciones: Sole-medrol 40, 125 y 1000 en sistema Act-O-Vial. Solu-medrol 500 mg en fraso ampolla.