Inscríbete aquí

Buscador de Medicamentos

RELENZA ROTADISK Polvo para Inhalación

Laboratorio:
GLAXOSMITHKLINE
Principio Activo:
Zanamivir
Acciones:
Antiinfecciosos de Uso Sistémico:Antivirales

Información Farmacológica


Instrucciones de uso y manipulación: El medicamento en polvo es inhalado a través de la boca hacia los pulmones. El dispositivo Diskhaler se carga con un disco que contiene el medicamento en alvéolos individuales, los cuales se van abriendo conforme se manipula el dispositivo.
Hoja de información con instrucciones para el paciente: Lea cuidadosamente la guía paso a paso antes de utilizar su primera dosis. Si usted aún no está seguro de cómo utilizar el Diskhaler, pida a su farmacéutico que revise las instrucciones con usted.
El Diskhaler tiene 3 partes: No las separe hasta que haya leído la guía paso a paso. Ver Tabla El Rotadisk se ajusta al Diskhaler: El Rotadisk se ajusta en la rueda del Diskhaler. Cada uno de los 4 alvéolos del rotadisk contiene una dosis única de Relenza®. Importante: No perfore ninguno de los alvéolos en el Rotadisk antes de cargarlo en el Diskhaler. Usted puede mantener un Rotadisk en el Diskhaler entre dosis, pero no perfore ningún alvéolo hasta justo antes de inhalar su dosis. Mantenga el Diskhaler limpio. Limpie la boquilla con un pañuelo después de usarla, y coloque la tapa azul entre usos.
Guía paso a paso para utilizar su Diskhaler de Relenza: Para cargar un Rotadisk en el Diskhaler: 1. Retire la tapa azul. Revise que la boquilla esté limpia, por dentro y por fuera. 2. Sostenga la bandeja blanca deslizante y jálela, como se muestra, hasta que se detenga. 3. Presione suavemente las agarraderas a los lados de la bandeja blanca. Retire la bandeja del resto del dispositivo. La bandeja blanca debe salir fácilmente. 4. Coloque un Rotadisk Relenza nuevo en la rueda. Asegúrese de que el lado impreso esté hacia arriba, con los alvéolos hacia abajo. Los alvéolos deben ajustarse a los orificios en la rueda. 5. Coloque la bandeja de regreso en el dispositivo. Si no va a inhalar una dosis de Relenza inmediatamente, vuelva a colocar la tapa azul. Ver Tabla
Para usar la dosis lista para inhalar: No haga esto, hasta justo antes de inhalar una dosis.6. Coloque el Diskhaler en posición horizontal. Levante la tapa hasta arriba. La tapa debe estar completamente vertical, para asegurarse de que el blíster se haya perforado completamente. Empuje la tapa hacia abajo. Su Diskhaler ya está listo para usarlo. Manténgalo en posición horizontal hasta que haya inhalado su dosis.
Para inhalar el medicamento: 7. Siéntese en una posición confortable. Aún no ponga el Diskhaler en su boca. Saque (exhale) tanto aire como pueda sin sentirse incómodo, manteniendo el Diskhaler lejos de su boca No sople en el Diskhaler. Si lo hace, soplará el polvo fuera del Rotadisk. Coloque la boquilla entre sus dientes. Cierre los labios firmemente alrededor de la boquilla. No muerda la boquilla. No bloquee los orificios a los lados de la boquilla. Tome aire (inhale) profundamente, de un solo golpe, a través de la boquilla. Mantenga la respiración durante unos cuantos segundos o tanto tiempo como pueda mientras se sienta cómodo.
Para preparar el siguiente alvéolo (la segunda parte de su dosis): 8. Jale la bandeja blanca hasta que se detenga (no la saque completamente), y empújela nuevamente. Esto hará que la rueda gire para que aparezca el siguiente alvéolo. Repita, en caso de ser necesario, hasta que quede un alvéolo lleno debajo de la aguja perforadora. Repita los pasos 6 y 7 para inhalar el medicamento. 9. Después de haber inhalado la dosis completa (normalmente dos alvéolos): Limpie la boquilla con un pañuelo y coloque la tapa azul. Es importante mantener el Diskhaler limpio.
Para reemplazar el Rotadisk: 3. Cuando los 4 alvéolos estén vacíos, retire el Rotadisk del Diskhaler y coloque uno nuevo, siguiendo los pasos 1 al 5.

Datos de los estudios clínicos: Relenza es bien tolerado cuando se administra por inhalación oral. En estudios clínicos, incluyendo aquellos estudios con pacientes de alto riesgo (ancianos y pacientes con ciertas condiciones médicas crónicas), los efectos adversos reportados fueron similares en los grupos de Relenza y placebo.
Datos postcomercialización: Muy comunes ³ 1/10; Comunes ³ 1/100 y <1/10; Poco comunes ³ 1/1.000 y <1/100; Raros ³ 1/10.000 y <1/1.000; Muy raros <1/10.000. Los siguientes eventos han sido identificados durante el uso de zanamivir después de su aprobación para el tratamiento de la influenza.
Trastornos de los sistemas inmunológicos: Muy raros: Reacciones de tipo alérgico, incluyendo reacciones anafilácticas y anafilactoides, edema facial y bucofaríngeo.
Trastornos del sistema nervioso: Muy raros: Se ha reportado reacciones del tipo vasovagal en pacientes con síntomas de influenza, como fiebre y deshidratación, poco después de la inhalación de Relenza.
Trastornos respiratorios, torácicos y mediastinales: Muy raros: Broncoespasmo, disnea.
Trastornos de tejidos cutáneos y subcutáneos: Muy raros: Exantema, urticaria. Muy raros: Severas reacciones en la piel incluyendo eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica (NET).
Hipersensibilidad a cualquiera de los ingredientes de la preparación (vea Lista de Excipientes).

Embarazo y lactancia: Embarazo: No se ha establecido la seguridad de Relenza durante el embarazo. Los estudios reproductivos realizados en ratas y conejos mostraron que el zanamivir atraviesa la placenta. Los estudios en ratas no mostraron evidencia alguna de teratogénesis, alteraciones en la fertilidad o alteraciones clínicamente significativas en el desarrollo perinatal o postnatal de las crías después de la administración de zanamivir. Sin embargo, no hay información sobre la transferencia placentaria en humanos. Relenza no debe usarse en el embarazo, a menos que se considere que el posible beneficio para la paciente sea mayor que cualquier posible riesgo para el feto.
Lactancia: Se ha demostrado en ratas que el zanamivir se excreta en la leche. Sin embargo, no hay información sobre la secreción en la leche materna en humanos. Debido a la limitada experiencia, el uso de Relenza en las madres en período de lactancia sólo debe administrarse si se considera que el posible beneficio para la madre supera cualquier posible riesgo para el lactante.
Efectos en la capacidad para manejar y operar maquinaria: No se conoce ninguno.
Zanamivir no se une a las proteínas, y no es metabolizado ni modificado en el hígado. No es probable que ocurran interacciones con fármacos clínicamente significativas.

Síntomas y signos: No es probable que ocurra una sobredosis accidental, debido a las limitaciones físicas de la presentación, a la ruta de administración y a la escasa biodisponibilidad oral (2 a 3%) del zanamivir. Se han administrado dosis de una solución acuosa de zanamivir en investigación (libre de lactosa) de hasta 64 mg/día (aproximadamente 3 veces la dosis máxima diaria recomendada) por inhalación oral (con nebulizador), sin la aparición de efectos adversos. Además, la exposición sistémica por vía intravenosa de hasta 1200 mg/día, por 5 días, no mostró efectos adversos.
No se le conoce ninguna.

Vida útil: La fecha de caducidad se indica en el empaque.
Almacenamiento: Relenza no debe almacenarse a temperaturas mayores de 30ºC.
Naturaleza y contenido del envase: Relenza consta de un disco circular laminado de aluminio (un Rotadisk) con 4 alvéolos distribuidos uniformemente; conteniendo cada uno 5 mg de zanamivir y 20 mg de lactosa. Se proporciona un Diskhaler para administrar el medicamento.
Relenza, Rotadisk y Diskhaler son marcas registradas del grupo de compañías de GlaxoSmithkline.
La infección por influenza puede asociarse con hiperreactividad de las vías respiratorias. Raramente se han reportado pacientes que siendo tratados para la influenza han experimentado broncoespasmo y/o disminución de la función respiratoria, después del uso de Relenza, algunos de los cuales no tenían un historial previo de enfermedad respiratoria. Todos estos pacientes deberán discontinuar el tratamiento con Relenza y someterse a una revisión médica y hospitalización. Si se decide usar Relenza en estos pacientes, deben disponer de un tratamiento de emergencia incluyendo un broncodilatador de acción rápida en el momento de la administración de Relenza (vea Posología). Relenza en polvo para inhalación no debe convertirse en una solución extemporánea para administrarse por nebulización o ventilación mecánica. Se han presentado reportes de pacientes hospitalizados con influenza que recibieron una solución hecha a base de Relenza en polvo para inhalación administrada mediante nebulización o ventilación mecánica, incluyendo un caso fatal en el que se reportó que la lactosa contenida en esta formulación obstruyó el funcionamiento adecuado del equipo. Relenza, en polvo para inhalación sólo debe administrarse utilizando el dispositivo proporcionado (véase Posología). La influenza se puede asociar con una variedad de síntomas neurológicos y conductuales. Existen reportes posteriores a la comercialización (principalmente de pacientes japoneses y pacientes pediátricos) de convulsiones, delirio, alucinación y conducta anormal en pacientes con influenza que recibieron inhibidores de la neuraminidasa, incluyendo Relenza. Los eventos se observaron principalmente al principio de la enfermedad, y frecuentemente tuvieron un inicio repentino y una resolución rápida. No se ha establecido la contribución de Relenza a estos eventos. Si ocurren síntomas neuropsiquiátricos, se deben evaluar para cada paciente los riesgos y beneficios de continuar el tratamiento.
Cada Rotadisk de Relenza consiste en 4 blísters de aluminio a espacios regulares, cada uno con mezcla de polvo blanquecino micronizado de Zanamivir (5 mg) y Lactosa (20 mg). Excipientes: Lactosa (la cual contiene Proteínas de Leche).
Presentación farmacéutica: Polvo para inhalación.
Código ATC: J05AH01.

Tratamiento de la influenza: Relenza está indicado para el tratamiento de la influenza A y B aguda (no complicada) en adultos y niños a partir de los 7 años de edad, con síntomas por no más de 2 días.
Profilaxis: Relenza está indicado para la profilaxis de la influenza A y B en adultos y niños (a partir de los 5 años de edad).

Farmacodinamia: Mecanismo de acción: El zanamivir es un inhibidor potente y altamente selectivo de la neuraminidasa, la enzima de superficie del virus de la influenza. La neuraminidasa viral ayuda a la liberación de las nuevas partículas virales formadas desde las células infectadas, y puede facilitar el acceso del virus a superficie de las células epiteliales a través de la mucosa, para permitir la infección viral de otras células. La inhibición de esta enzima se refleja en la actividad tanto in vitro como in vivo contra la replicación de los virus de influenza A y B, y abarca todos los subtipos conocidos de neuraminidasa de los virus de influenza A. El sitio de acción del zanamivir es extracelular. Reduce la propagación de los virus de influenza A y B, inhibiendo la liberación de viriones infecciosos de influenza desde las células epiteliales de las vías respiratorias. La replicación de los virus de la influenza tiene lugar en el epitelio superficial de las vías respiratorias. En los estudios clínicos se ha confirmado la eficacia de la administración tópica de zanamivir en este sitio. Los datos de los estudios clínicos han mostrado que el tratamiento con zanamivir de infecciones agudas por virus influenza reduce la excreción de los virus desde las vías respiratorias, en comparación con el de placebo, sin ninguna aparición detectable de virus con susceptibilidad reducida al zanamivir.
Farmacocinética: Absorción: Los estudios farmacocinéticos en humanos han demostrado que la biodisponibilidad oral absoluta del medicamento es baja (promedio de 2%). Estudios similares con zanamivir administrado por inhalación oral, indican que aproximadamente 10 a 20% de la dosis se absorbe sistémicamente, alcanzándose generalmente las concentraciones séricas máximas en 1 a 2 horas. La escasa absorción del medicamento resulta en concentraciones sistémicas bajas, por lo que no ocurre una exposición sistémica significativa al zanamivir después de la inhalación oral. No hay evidencia de modificación en la cinética después de la administración de dosis repetidas por inhalación oral. Distribución: El grado de fijación de zanamivir a proteínas plasmáticas es muy bajo (< 10%). El volumen de distribución de zanamivir en adultos es de aproximadamente 16 l, lo cual se aproxima al volumen de agua extracelular. Después de la inhalación oral, el zanamivir se deposita ampliamente a concentraciones elevadas a lo largo de las vías respiratorias, liberándose así el fármaco en el sitio de infección de los virus de influenza. Después de una dosis simple de 10 mg, se midieron las concentraciones de zanamivir en la capa epitelial de las vías respiratorias, sitios principales de la replicación de los virus influenza. A las 12 y 24 horas se midieron concentraciones de zanamivir aproximadamente 340 y 52 veces, respectivamente, por encima de la CI50 promedio para la neuraminidasa viral. Las altas concentraciones de zanamivir en las vías respiratorias resultan en un rápido inicio de la inhibición de la neuraminidasa viral. Los 2 principales sitios de acumulación son la orofaringe y los pulmones (promedio 77.6% y 13.2%, respectivamente). Metabolismo: Se ha mostrado que el zanamivir se excreta por vía renal en forma del fármaco inalterado, y que no se metaboliza. Eliminación: El zanamivir presente en la circulación sistémica experimenta una eliminación completa en la orina en forma de fármaco inalterado, y su depuración posterior a su administración intravenosa se aproxima estrechamente a la tasa de filtración glomerular, de acuerdo al cálculo de la depuración de creatinina. En adultos con una función renal normal, la vida media de eliminación es de aproximadamente 2-3 horas. La vida media del zanamivir en suero aumenta aproximadamente a 12-20 horas en sujetos con insuficiencia renal severa (depuración de creatinina < 30 ml/min). No se han realizado estudios de zanamivir en sujetos con nefropatía en etapa terminal.
Poblaciones especiales de pacientes: Pacientes pediátricos: La farmacocinética del zanamivir fue evaluada en un estudio abierto de dosis única en 24 pacientes pediátricos de 3 meses a 12 años de edad, usando formulaciones nebulizadas (10 mg) y formulaciones en polvo seco para inhalación (10 mg). La exposición sistémica en niños fue similar a la de 10 mg de polvo inhalado en adultos. Pacientes ancianos: A la dosis terapéutica diaria de 20 mg, la biodisponibilidad es baja (10 a 20%), por lo que no ocurre una exposición sistémica significativa de los pacientes al zanamivir. Es improbable que cualquier alteración de la farmacocinética que pudiera ocurrir con la edad resulte en consecuencias clínicas, y no se recomienda modificar la dosis. Pacientes con insuficiencia renal: A la dosis terapéutica diaria de 20 mg, la biodisponibilidad es baja (10 a 20%), y como resultado no ocurre una exposición sistémica significativa de los pacientes al zanamivir. Debido al amplio margen de seguridad del zanamivir, la posible exposición elevada en pacientes con insuficiencia renal grave no se considera problemática, y no es necesario ajustar las dosis. Pacientes con insuficiencia hepática: El zanamivir no es metabolizado, por lo que no se requiere ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia hepática.
Estudios clínicos: Cuando se administra como se recomienda para el tratamiento de la influenza en pacientes por lo demás sanos y de alto riesgo, el zanamivir alivia los síntomas y reduce su duración. En un análisis combinado de los principales estudios de tratamiento fase III (NAIB3001, NAIA3002 y NAIB3002 y NAIA30008), el tiempo promedio para el alivio de los síntomas de la influenza se redujo en 1,5 días en los pacientes tratados con zanamivir, en comparación con el placebo (p<0.001). Las complicaciones se redujeron de 208/711 (29%) de pacientes con placebo a 171/769 (22%) de pacientes con Relenza (riesgo relativo: 0.77; IC del 95%: 0.65 a 0.92; p=0.004). El uso de antibióticos para el tratamiento de las complicaciones se redujo de 136/711 (19%) de los pacientes con placebo a 110/769 (14%) de los pacientes con Relenza (riesgo relativo: 0.76; IC del 95%: 0.60 a 0.95; p=0.021). Se ha demostrado que la eficacia del zanamivir es óptima si el tratamiento se inicia tan pronto como sea posible después de la aparición de los síntomas. Zanamivir administrado como profiláctico, ha demostrado prevenir la influenza en adultos y niños (a partir de los 5 años de edad). El zanamivir administrado a la dosis recomendada para la profilaxis de la influenza, confirió una protección de 67-79% en comparación con placebo, y una protección de 56-61% en comparación con un comparador activo contra influenza sintomática confirmada por laboratorio.
Datos de seguridad preclínica: La administración de zanamavir en estudios de toxicidad en animales no se asoció con ningún efecto clínicamente relevante. El zanamavir no fue genotóxico ni mostró evidencia alguna de potencial carcinogénico en estudios de carcinogenicidad a largo plazo en ratas y ratones.
Relenza es para administración en el tracto respiratorio, exclusivamente por inhalación oral, usando el dispositivo Diskhaler que se proporciona. A los pacientes programados para recibir fármacos inhalados, como broncodilatadores de acción rápida, al mismo tiempo que Relenza, se les debe recomendar que administren dicho fármaco antes de la administración de Relenza.
Adultos: Tratamiento de la influenza: La dosis recomendada de Relenza en adultos y niños de 7 años o mayores es de 2 inhalaciones (2 x 5 mg) 2 veces al día (cada 12 horas) durante 5 días, proporcionando una dosis diaria total inhalada de 20 mg. Si es posible, el primer día de tratamiento, se administrarán las 2 dosis de 10 mg en un intervalo de tiempo más estrecho de al menos 2 horas. Para lograr el máximo beneficio, el tratamiento debe iniciarse lo más pronto posible (antes de 2 días) después de iniciados los síntomas.
Profilaxis: Adultos y niños mayores de 5 años: En un ambiente hogareño y familiar: La dosis recomendada de Relenza en adultos y niños mayores de 5 años es de 2 inhalaciones (2 x 5 mg) 1 vez al día durante 10 días, proporcionando una dosis diaria total inhalada de 10 mg. La dosis deberá administrarse a la misma hora cada día. No se dispone de datos sobre la efectividad de la profilaxis con Relenza en un ambiente hogareño y familiar cuando han pasado más de 1½ días de haber empezado los síntomas del primer caso. Brotes en la comunidad: la dosis recomendada de Relenza para la profilaxis de influenza en adultos y adolescentes en la comunidad es de 10 mg (2 inhalaciones) al día por 28 días. La dosis deberá administrarse a la misma hora cada día. No existen datos sobre la efectividad de la profilaxis con Relenza en brotes comunitarios cuando han transcurridos más de 5 días de identificado el brote. La seguridad y la eficacia de la profilaxis con Relenza no han sido evaluadas por más de 28 días. El curso total de la terapia profiláctica deberá completarse según lo recomendado por el médico tratante. Ancianos: No se requiere modificación de la dosis (vea Farmacocinética). Insuficiencia renal: No se requiere modificación de la dosis (vea Farmacocinética). Insuficiencia hepática: No se requiere modificación de la dosis (vea Farmacocinética).
*El buscador de medicamentos online de Farmacias Cruz Verde es una guía de productos farmacéuticos en el cual aparece recopilada la información otorgada por las compañías farmacéuticas. Los resultados de búsquedas en éste no implican que se encuentren disponibles para la venta en nuestros locales.