Inscríbete aquí

Buscador de Medicamentos

Información Farmacológica

Alledryl-D está contraindicado en individuos que han presentado sensibilidad o idiosincrasia a sus componentes o a los agentes adrenérgicos. También está contraindicado en pacientes que reciben tratamiento con inhibidores de la MAO o dentro de los 14 días después de suspenderse dicho tratamiento y en pacientes con glaucoma de ángulo estrecho, retención urinaria y problemas cardiovasculares tales como isquemia coronaria, taquicardia e hipertensión severa. No usar en el 3er. trimestre del embarazo.
Debe ser administrado con precaución en pacientes que presenten hipertiroidismo, hipertensión, diabetes, arritmia, taquicardia, insuficiencia hepática y/o renal y en pacientes ancianos. Los agentes simpaticomiméticos deben usarse con precaución en pacientes con glaucoma, hipertrofia prostática u obstrucción del cuello de la vejiga, aumento de la presión intraocular. Los agentes simpaticomiméticos deben usarse con precaución en pacientes en tratamiento con digitálicos. Pueden estimular el SNC y causar excitación, convulsiones o colapso cardiovascular en asociación con hipotensión. La probabilidad de que los agentes simpaticomiméticos causen reacciones adversas tales como confusión, alucinaciones, convulsiones, depresión del SNC y muerte, puede verse aumentada en pacientes de 60 años o mayores. Los pacientes con menoscabo grave de la función hepática se les debe administrar inicialmente una dosis menor, ya que en estos pacientes la depuración de loratadina es más lenta; se recomienda como dosis inicial la mitad de la dosis recomendada. Embarazo y lactancia: no se han establecido su seguridad y eficacia. Si se va a realizar un test alérgico se debe suspender el tratamiento 4 días antes del test de sensibilización cutánea, para no alterar los resultados dando un posible falso-negativo. Este producto contiene aspartamo, no administrar a pacientes que padecen de fenilcetonuria. Abuso y dependencia: no se dispone de datos que indiquen posibilidades de abuso o dependencia con loratadina. La pseudoefedrina, como otros estimulantes el SNC, ha sido abusado. A dosis elevadas los sujetos normalmente sienten elevación del humor, disminución del apetito, sensación de mayor energía física y de capacidad y agudeza mental. También se ha experimentado ansiedad, irritabilidad y locuacidad. El uso continuo de cualquier estimulante del SNC produce tolerancia. Las dosis crecientes finalmente causan toxicidad. La suspensión rápida de este fármaco puede causar depresión súbita.
Cada 5 ml de jarabe contiene: Loratadina 2.5 mg; Pseudoefedrina Sulfato 15 mg. Excipientes: Glicerol; Propilenglicol; Sorbitol 70% Solución; Acido Cítrico Anhidro; Citrato de Sodio; Aspartamo; Saborizante Frambuesa Líquido; Color FD& C Rojo # 40; Agua Purificada c.s.
Alledryl-D Jarabe Infantil, puede ser indicado para el alivio de los síntomas asociados con la rinitis alérgica y el resfriado común con inclusión de la congestión nasal, estornudos, rinorrea, prurito y lagrimeo.

Farmacología: Alledryl-D Jarabe Infantil, es una asociación antihistamínica y descongestionante. Loratadina: es un agente antihistamínico de acción prolongada con actividad antagonista selectiva y específica para receptores H1 periféricos. Loratadina, es además un antihistamínico de segunda generación que no posee acción sedante ni efectos anticolinérgicos a dosis terapéuticas. Se desconoce la naturaleza exacta de la interacción de loratadina con el receptor H1, pero se sugiere que la acción prolongada puede deberse a la baja disociación de la droga con los receptores H1 o a la formación de su principal metabolito activo, desloratadina (descarboetoxyloratadina). Los antihistamínicos antagonizan, en diversos grados, la mayoría de los efectos farmacológicos de la histamina, incluyendo urticaria, prurito y los efectos vasodilatadores. Además reducen la congestión nasal y el edema, las que son producidas por la acción de la histamina en los terminales nerviosos eferentes. Pseudoefedrina, uno de los alcaloides de Ephedra, actúa directamente sobre los receptores alfa-adrenérgicos, efecto resultante de la inhibición de la producción de AMP por inhibición de la enzima adenyl ciclasa y en menor grado sobre los receptores beta-adrenérgicos. Al igual que efedrina, pseudoefedrina estimula la liberación de norepinefrina. La acción directa de pseudoefedrina sobre los receptores alfa-adrenérgicos en la mucosa del tracto respiratorio produce vasoconstricción, lo cual disminuye el grado de inflamación de la membrana mucosa, reduce el edema y la congestión nasal, aumentando el paso de aire por el conducto nasal. Este efecto descongestivo es gradual pero sostenido, facilitando la contracción de la mucosa de las vías respiratorias se descongestiona por acción sobre los nervios del sistema simpático.
Farmacocinética: loratadina es rápidamente absorbida en el tracto gastrointestinal, alcanzando Cmáx. aproximadamente después de 1 hora de la administración; concentración que no se ve afectada por el consumo de alimentos. Loratadina presenta un extenso metabolismo de primer paso, mediado principalmente por citocromo P450, específicamente las isoenzimas CYP3A4 y CYP2D6. Su principal metabolito, desloratadina, posee también actividad antihistamínica. Se une aproximadamente en un 98% a proteínas plasmáticas. La vida media de eliminación de loratadina es de 3 a 20 horas (aproximadamente 8.4 horas). Luego de una dosis oral, loratadina y sus metabolitos pueden ser detectados en la leche materna, y pueden aparecer igualmente en heces y orina. Pseudoefedrina sulfato, después de la administración oral, es rápidamente y casi completamente absorbida en el tracto gastrointestinal. Pseudoefedrina sulfato, sufre metabolización parcial a nivel hepático (N-demetilación), menor al 1%, dando origen a un metabolito inactivo. Pseudoefedrina y sus metabolitos son excretados en la orina; entre un 55-96% de la dosis se excreta en forma inalterada. Existen evidencias que indican que pseudoefedrina sulfato atraviesa la placenta y la barrera hematoencefálica, pudiendo también encontrarse en la leche materna.
Vía oral.
Niños de 3 a 5 años ³
a 20 kg: 5 ml de jarabe cada 12 horas.
Niños de 6 a 12 años ³
20 kg: 5 a 10 ml de jarabe cada 12 horas.
La incidencia de efectos adversos asociados con la combinación de loratadina y pseudoefedrina ha sido comparable a la observada con placebo, a excepción del insomnio y la boca seca, los cuales se comunicaron comúnmente. Otras reacciones asociadas con la combinación de loratadina y pseudoefedrina, al igual que con placebo, incluyendo cefalalgia y somnolencia. Reacciones adversas raras, en orden decreciente de frecuencia, incluyeron nerviosismo, mareos, fatiga, náuseas, trastornos abdominales, anorexia, sed, taquicardia, faringitis, rinitis, acné, prurito, erupción cutánea, urticaria, artralgia, confusión, disfonía, hipercinesis, disminución de la libido, parestesias, temblores, vértigo, rubores, hipotensión ortostática, aumento de la sudoración, trastornos oculares, dolor de oídos, tinnitus, anormalidades del paladar, agitación, apatía, depresión, euforia, paroneíria, aumento del apetito, cambio en los hábitos intestinales, dispepsia, eructos, hemorroides, decoloración de la lengua, trastornos de la lengua, vómito, función hepática anormal pasajera, deshidratación, aumento de peso, hipertensión, palpitaciones, migraña, broncoespasmo, tos, diseña, epistaxis, congestión nasal, estornudos, irritación nasal, disuria, trastornos de la micción, nocturia, poliuria, retención urinaria, astenia, dolor de espaldas, calambres en las piernas, malestar y rigores. Durante la comercialización de loratadina, se han informado en raras ocasiones casos de alopecia, anafilaxis y anormalidades en la función hepática.
Se han descrito interacciones para loratadina con los siguientes medicamentos: cimetidina, ketoconazol, eritromicina, quinidina, fluconazol y fluoxetina, que podrían aumentar los niveles de loratadina en la sangre. Se debe tener precaución cuando se administren conjuntamente estos y otros fármacos que inhiben el metabolismo hepático. Si se asocia a IMAO puede dar lugar al desarrollo de reacciones hipertensivas incluso crisis hipertensiva. El uso simultáneo de pseudoefedrina y digital puede causar un aumento de la actividad del marcapaso ectópico. Los antiácidos aumentan la tasa de absorción de la pseudoefedrina y el caolín la disminuye.
En el caso de una sobredosis, debe iniciarse inmediatamente el tratamiento sintomático y coadyuvante, manteniéndolo durante todo el tiempo necesario. Manifestaciones: pueden variar desde depresión del SNC (sedación, apnea, disminución de la agudeza mental, cianosis, coma, colapso cardiovascular) a estímulos (insomnio, alucinaciones, temblores o convulsiones), y hasta muerte. Otros signos y síntomas pueden incluir euforia, excitación, taquicardia, palpitaciones, sed, sudoración, náuseas, mareos, tinnitus, ataxia, visión borrosa, e hiper o hipotensión. El riesgo de estímulo es más probable en niños, como también lo son los signos y los síntomas similares a los producidos por la atropina (boca seca; pupilas fijas y dilatadas; rubores; hipertermia y síntomas gastrointestinales). A dosis elevadas, los agentes simpaticomiméticos pueden dar lugar a mareos, cefalgia, náuseas, vómitos, sudoración, sed, taquicardia, dolor precordial, palpitaciones, dificultades de la micción, debilidad y tensión musculares, ansiedad, inquietud e insomnio. Muchos pacientes pueden presentar una psicosis tóxica con delusiones y alucinaciones. Algunos pueden desarrollar arritmias cardíacas, colapso circulatorio, convulsiones, coma e insuficiencia respiratoria. Los valores de la DL50 oral para este producto combinado fueron mayores de 525 y de 1839 mg/kg en ratones y ratas, respectivamente. Tratamiento: debe inducirse el vómito aun si ha ocurrido emesis espontáneamente. El vómito inducido farmacológicamente, por administración de jarabe de ipecacuana, es el método preferido. Sin embargo, no se debe inducir el vómito en pacientes con estado reducido de conciencia. La acción de la ipecacuana, se facilita por la actividad física y por la administración de 240 a 360 ml de agua. Si no ocurre emesis dentro de los 15 minutos, la dosis de ipecacuana debe repetirse. Se deben tomar precauciones para evitar la aspiración, especialmente en los niños. Después de la emesis, debe tratarse de absorber cualquier resto de droga que quede en el estómago administrando carbón activado en forma de suspensión espesa en agua. Si no se logra inducir el vómito, o éste está contraindicado, se debe hacer lavado gástrico. La solución salina fisiológica es la solución de elección para el lavado gástrico, especialmente en niños. En adultos puede usarse agua corriente; sin embargo, antes de la siguiente instalación debe extraerse el mayor volumen posible de líquido administrado previamente. Los catárticos salinos atraen agua adentro el intestino por osmosis y, por lo tanto, pueden ser valiosos por su rápida acción diluyente del contenido intestinal. No se sabe si este producto puede dializarse. Después del tratamiento de urgencia, el paciente debe continuar siendo vigilado médicamente. El tratamiento de los signos y síntomas de sobredosis es sintomático y coadyuvante. No se deben usar agentes estimulantes (analépticos). Pueden usarse vasocontrictores para el tratamiento de la hipotensión. Los barbitúricos de acción corta, diazepam o paraldehído, pueden administrarse para controlar las convulsiones. La hiperpirexia, especialmente en los niños, puede necesitar tratamiento con baños de esponja con agua tibia o con manta hipotérmica. La apnea se trata con ayudas ventilatorias.
Envase conteniendo 60 ml.
*El buscador de medicamentos online de Farmacias Cruz Verde es una guía de productos farmacéuticos en el cual aparece recopilada la información otorgada por las compañías farmacéuticas. Los resultados de búsquedas en éste no implican que se encuentren disponibles para la venta en nuestros locales.