Encuentra tu farmacia
Bioequivalentes
Artículos de Salud

Encuentran nuevo antibiótico en el océano

Se trataría de un compuesto completamente nuevo e inusual.

Buscador de Medicamentos

Buscador de Medicamentos

Para realizar una búsqueda puedes ingresar el nombre del Medicamento o utilizar el índice alfabético.

Buscar por nombre :

Ver listado alfabético de Medicamentos.

ADORMIXVolver a la búsqueda

ADORMIX

SANOFI-AVENTIS

Zolpidem

Sistema Nervioso Central : Hipnóticos

Composición: Adormix 5 mg: cada comprimido recubierto contiene: 5 mg de Zolpidem Hemitartrato. Excipientes: Lactosa Monohidrato; Celulosa Microcristalina; Hipromelosa; Almidón Glicolato de Sodio; Estearato de Magnesio; Dióxido de Titanio; Macrogol 400; c.s. Adormix 10 mg: cada comprimido recubierto contiene: 10 mg de Zolpidem Hemitartrato. Excipientes: Lactosa Monohidrato; Celulosa Microcristalina; Hipromelosa; Almidón Glicolato de Sodio; Estearato de Magnesio; Dióxido de Titanio; Macrogol 400; c.s.
Indicaciones: Zolpidem está indicado para el tratamiento del insomnio.
Propiedades: Propiedades farmacodinámicas: Zolpidem es una imidazopiridina hipnótica. Los estudios experimentales han demostrado un efecto sedante a dosis inferiores a las dosis necesarias para obtener efectos anticonvulsivante, miorrelajante o ansiolítico. Este efecto puede ser explicado por una acción agonista selectiva al complejo receptor macromolecular GABA-omega, modulando la abertura del canal del cloro. Zolpidem se une en forma preferencial a los receptores subtipo omega-1. Esta unión selectiva puede explicar, en animales, la virtual ausencia de efectos miorelajantes y anticonvulsivante a las dosis hipnóticas, efectos que normalmente presentan las benzodiazepinas, las cuales no son selectivas a los sitios omega-1. En el hombre zolpidem disminuye el período de latencia al sueño y el número de despertares nocturnos, aumenta la duración y la calidad del sueño. Estos efectos se asocian a un perfil electro-encefalográfico característico y diferente al de las benzodiazepinas. En estudios que registran el porcentaje de tiempo en cada etapa de sueño han mostrado que zolpidem preserva los estados del sueño. A la dosis recomendada, zolpidem no influye en la duración del sueño paradojal (REM). La preservación del sueño profundo (estados 3 y 4) puede ser explicada por la unión selectiva de zolpidem a los receptores omega-1 (aunque no absoluta), en estudios en humanos a dosis hipnóticas. Propiedades farmacocinéticas: Zolpidem tiene una rápida absorción así como un rápido inicio de la acción hipnótica. La concentración plasmática máxima se alcanza entre las 0.5 y 3 horas. Después de la administración oral la biodisponibilidad es de un 70% por un moderado metabolismo de primer paso. A las dosis terapéuticas tiene una farmacocinética lineal y no se modifica luego de la administración repetida. La unión a proteínas plasmáticas es alrededor de un 92 ± 0.1%. El volumen de distribución en el adulto es de 0.54, ±0.02 l/kg y disminuye a 0.34 ± 0.05 l/kg en los más ancianos. Zolpidem se elimina en forma de metabolitos inactivos (metabolismo hepático), principalmente en la orina (alrededor de 60%) y en las heces (alrededor de 40%). No tiene efecto inductor sobre las enzimas hepáticas. La vida media de eliminación plasmática es en promedio de 2.4 horas (± 0.2 horas) y la duración de la acción de hasta 6 horas. En ancianos se observa una disminución en el clearance hepático. La concentración Peak aumenta en alrededor de un 50% sin que se prolongue significativamente la vida media (3 horas en promedio). En insuficiencia renal, con o sin hemodiálisis, hay una moderada reducción en el clearance. Los otros parámetros farmacocinéticos no se afectan. Zolpidem no es dializable. En insuficiencia hepática, aumenta la biodisponibilidad. El clearance se reduce sensiblemente y la vida media de eliminación se prolonga.
Posología: General: Adormix actúa rápidamente, por lo tanto, debe tomarse inmediatamente antes de acostarse o una vez en la cama. Al igual que con todos los hipnóticos, no se recomienda el uso prolongado de zolpidem y un período de tratamiento no debería exceder las 4 semanas. En ciertos casos la extensión más allá del período máximo de tratamiento puede ser necesaria; si ello sucede, se debe reevaluar la condición del paciente. La dosis diaria recomendada en adultos es de 10 mg. Poblaciones especiales: Niños: en ausencia de información, zolpidem no debe ser indicado en población pediátrica menor de18 años. Ancianos o pacientes debilitados: Pueden ser especialmente sensibles a los efectos de zolpidem, en estos sujetos se recomienda una dosis de 5 mg. En esta población la dosis total de zolpidem no debe exceder los 10 mg. Insuficiencia hepática: debido a que el clearance y el metabolismo de zolpidem están disminuidos en la insuficiencia hepática, en estos pacientes se debe comenzar con una dosis de 5 mg con especial precaución en los pacientes ancianos. En adultos (desde 65 años) la dosis puede aumentarse a 10 mg sólo cuando la respuesta clínica sea inadecuada y la droga sea bien tolerada.
Efectos Colaterales: Los eventos adversos informados se clasificaron de acuerdo con el rango de frecuencia CIOMS: muy común:>10%; común: >1 y <10%; poco común: >0.1 y <1%; raro: > 0.01 y <1%; muy raro: < 0.01%, No hay adecuada información: no pude ser estimado sobre la base de información disponible. Hay evidencia de efectos adversos dosis relacionados con el uso de zolpidem, particularmente ciertos eventos del SNC; estos podrían en teoría ser menores si se toma el producto inmediatamente antes de acostarse o ya en la cama. Ellos ocurren más frecuentemente en pacientes ancianos. Trastornos del sistema nervioso: Muy común: somnolencia, cefalea, mareos, insomnio exacerbado, amnesia anterógrada (efectos amnésicos pueden estar asociados con comportamiento inapropiado); No hay adecuada información: nivel de conciencia deprimido. Trastornos psiquiátricos: Común: alucinaciones, agitación, pesadillas. Poco común: estado de confusión, irritabilidad. No hay adecuada información: inquietud, agresividad, ilusionismo, mal humor, comportamiento anormal, sonambulismo (ver precauciones: Sonambulismo y comportamientos asociados) dependencia (síndrome de deprivación, o efecto rebote puede ocurrir una vez discontinuado el tratamiento), trastornos de la libido. La mayoría de estas reacciones psiquiátricas están relacionadas con reacciones paradojales. Trastornos generales y condiciones relacionadas con la administración: Común: fatiga. No hay adecuada información: trastorno en el caminar, tolerancia a la droga, caídas (predominantemente en pacientes ancianos y cuando zolpidem no fue tomado de acuerdo con las recomendaciones). Trastornos oculares: Poco común: diplopía. Trastornos gastrointestinales: Común: diarrea, náuseas; vómitos, malestar abdominal. Trastornos músculo-esqueléticos y tejido conectivo: No hay adecuada información: debilidad muscular. Trastornos de piel y tejido subcutáneo: No hay adecuada información: rash, prurito, urticaria; hiperhidrosis. Trastornos del sistema inmune: No hay adecuada información: Edema angioneurótico. Trastornos hepato-biliares: No hay adecuada información: enzimas hepáticas elevadas.
Contraindicaciones: Adormix® está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida a tartrato de zolpidem u otros componentes de la fórmula, insuficiencia respiratoria aguda y/o grave e insuficiencia hepática grave.
Advertencias: Zolpidem debe ser usado con cautela en pacientes con síndrome de apnea del sueño, y miastenia gravis. Insuficiencia respiratoria: debido a que los hipnóticos tienen la capacidad de deprimir la vía aérea, se deben tomar precauciones si es que zolpidem es indicado a pacientes con compromiso de la función respiratoria. Insuficiencia hepática: ver recomendaciones de dosis.
Precauciones: La causa del insomnio deberá identificarse cada vez que sea posible y tratarse los eventuales factores antes de prescribir un hipnótico. El fracaso en la remisión del insomnio luego de 7 a 14 días de tratamiento puede indicar la presencia de enfermedad psiquiátrica primaria o trastorno físico, y el paciente debería ser cuidadosamente re evaluado a intervalos regulares. Ancianos: ver recomendaciones de dosis. Enfermedad psicótica: hipnóticos como zolpidem no se recomiendan como tratamiento primario de enfermedad psicótica. Amnesia: Los agentes hipnóticos/sedantes como zolpidem pueden inducir amnesia anterógrada. Esta condición se presenta más a menudo varias horas después de la administración del producto, por lo tanto, para reducir el riesgo de los pacientes, se debe asegurar que ellos serán capaces de tener un sueño ininterrumpido de 7-8 horas. Depresión: aun cuando no se ha demostrado interacción farmacocinética o farmacodinámica clínicamente significativa con drogas inhibidoras de la recaptación de serotonina, así como con otras drogas sedantes/hipnóticas, zolpidem debe ser administrado con precaución en pacientes que presenten síntomas de depresión. Estos pacientes pueden presentar tendencias suicidas por lo tanto, para ellos se debe prescribir la menor cantidad de Zolpidem posible para evitar la posibilidad de una sobredosis intencional por el paciente. Una depresión preexistente puede ser enmascarada durante el uso de zolpidem. Debido a que el insomnio puede ser un síntoma de depresión, el paciente debe ser reevaluado si el insomnio persiste. A continuación se entrega información general relativa a eventos vistos luego de la administración de agentes hipnóticos que el médico debe tener en consideración al momento de prescribir: Otras reacciones psiquiátricas y "paradojales": cuando se usan agentes hipnóticos/sedantes como zolpidem se sabe que pueden aparecer reacciones como inquietud, exacerbación del insomnio, agitación, irritabilidad, agresividad, falsa ilusión, ira, pesadillas, alucinaciones, comportamiento anormal y otros efectos adversos sobre la conducta. Si esto ocurriera, el uso de zolpidem debe discontinuarse. Estas reacciones son más probables que ocurran en los ancianos. Sonambulismo y comportamientos asociados: se ha reportado en pacientes que han tomado zolpidem y que no han estado completamente despiertos, amnesia para eventos como: caminar dormido y otros comportamientos asociados como "manejar dormido", preparar y comer alimentos, hacer llamadas telefónicas o tener sexo. El uso de alcohol y otros depresores del SNC con zolpidem parece aumentar el riesgo de dichos comportamientos, como lo hace zolpidem a dosis que exceden la dosis máxima recomendada. Se debe considerar seriamente discontinuar el tratamiento en pacientes que informen de tal comportamiento (ver Interacciones: alcohol y reacciones adversas; trastornos psiquiátricos). Tolerancia: Se puede desarrollar alguna pérdida de la eficacia a los efectos hipnóticos, después del uso repetido durante varias semanas, de agentes hipnóticos/sedantes como zolpidem. Dependencia: el uso de agentes sedantes/hipnóticos como zolpidem puede llevar al desarrollo de dependencia física y psicológica. El riesgo de dependencia aumenta con la dosis, la duración del tratamiento; es mayor también en pacientes con antecedentes de trastornos psiquiátricos y/o abuso de alcohol o drogas. Estos pacientes deben ser cuidadosamente vigilados cuando reciben hipnóticos. Una vez que la dependencia física se ha desarrollado, la suspensión abrupta del tratamiento puede ser acompañada por síntomas de privación tales como: cefalea, dolor muscular, ansiedad extrema, tensión, agitación, confusión e irritabilidad. En casos severos se pueden presentar los siguientes síntomas: desconexión de la realidad, despersonalización, hiperacusia, entumecimiento y hormigueo de las extremidades, hipersensibilidad a la luz, ruido y a todo contacto físico, alucinaciones y crisis convulsivas. Insomnio de rebote: La suspensión de un tratamiento hipnótico puede llevar a un síndrome transitorio, en que reaparece de manera exagerada el insomnio que motivó el tratamiento con hipnóticos/sedantes. Se puede acompañar de otros síntomas como alteración del humor, ansiedad y agitación. Es importante informar al paciente de la posibilidad de aparición del fenómeno de rebote, por lo tanto minimizar la ansiedad sobre aquellos síntomas que pueden ocurrir al discontinuar el producto. En el caso de hipnóticos/sedantes de corta duración, el fenómeno de suspensión se puede manifestar dentro del intervalo de dosis. Embarazo: Como medida de precaución, es preferible evitar el uso de zolpidem en el embarazo. Sobre el uso de zolpidem en mujeres embarazadas casi no hay información o es muy limitada. Los estudios en animales no señalan efectos dañinos directos o indirectos con respecto al desarrollo de toxicidad reproductiva. Si el producto es prescrito a una mujer con potencial de embarazarse, debe ser advertida de contactar a su médico para ser advertida de suspenderlo si pretende embarazarse o sospecha que lo está. Si por razones médicas se administra zolpidem durante el último período del embarazo o durante el parto, se puede esperar efectos en el neonato tales como hipotermia, hipotonía, y depresión respiratoria moderada, como producto de la acción farmacológica del producto. Más aún, niños nacidos de madres que tomaron agentes hipnóticos/sedantes en forma crónica durante las últimas etapas del embarazo pueden desarrollar dependencia física y pueden tener algún riesgo de síntomas de privación en el período post-natal. Lactancia: Pequeñas cantidades de zolpidem aparecen en la leche materna. No se recomienda por lo tanto, el uso de Adormix durante la lactancia. Si la prescripción es indispensable es conveniente suspender la lactancia. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas: Los operadores de maquinaría o conductores de vehículos deben ser advertidos que, como con otros hipnóticos, puede haber un posible riesgo de somnolencia en la mañana después de la administración.
Interacciones Medicamentosas: Alcohol: no se recomienda la ingesta concomitante con alcohol. El efecto sedante puede aumentar cuando el producto se usa combinado con alcohol. Esto afecta la capacidad para conducir o usar maquinarias. Depresores del SNC: con el uso concomitante de antipsicóticos (neurolépticos), hipnóticos, ansiolíticos /sedantes, antidepresivos, analgésicos narcóticos, antiepilépticos, anestésicos, antihistamínicos sedantes puede ocurrir un aumento del efecto depresor central. Sin embargo en el caso de agentes antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina (fluoxetina y sertralina), no se ha observado interacción farmacocinética o farmacodinámica, clínicamente significativa. En el caso de analgésicos narcóticos puede ocurrir aumento de euforia desencadenando aumento de la dependencia psicológica. Inhibidores del citocromo CYP450: compuestos que inhiben el citocromo P450 pueden aumentar la actividad de algunos hipnóticos como zolpidem. Zolpidem es metabolizado por varias enzimas hepáticas del citocromo P450, siendo la principal enzima CYP3A4 con contribución de CYP1A2. El efecto farmacodinámico de zolpidem disminuye cuando es administrado con rifampicina (un inductor del CYP3A4). Sin embargo cuando zolpidem fue administrado con itraconazol (un inhibidor del CYP3A4) su farmacocinética y farmacodinamia no fueron significativamente modificadas. La relevancia clínica de estos resultados no ha sido establecida. La coadministración de zolpidem con ketoconazol (200 mg 2 veces al día), potente inhibidor del CYP3A4, prolongó la vida media de eliminación de zolpidem, aumentó el ABC total, y disminuyó el clearence oral aparente al comparar zolpidem más placebo. El ABC total de zolpidem aumentó modestamente, cuando fue coadministrado con ketoconazol, en un factor 1.83 al compararlo con zolpidem solo. No se considera necesario un ajuste rutinario de dosis de zolpidem, pero los pacientes deben ser advertidos que el uso de zolpidem con ketoconazol puede aumentar los efectos sedantes. Otras drogas: cuando zolpidem fue administrado con warfarina, digoxina, ranitidina o cimetidina no se observó interacción significativa sobre la farmacocinética de zolpidem.
Sobredosificación: Signos y síntomas: informes post-comercialización de sobredosis con la formulación de liberación inmediata de tartrato de zolpidem solo, se manifiestan por una alteración de la conciencia que puede ir desde la somnolencia a coma. Hubo un caso de compromiso cardiovascular y uno respiratorio. Sobredosis con zolpidem incluyendo múltiples agentes depresores del SNC (incluyendo alcohol), han resultado en sintomatología más grave, incluyendo resultados fatales. Tratamiento recomendado: se deben tomar las medidas generales sintomáticas y de soporte. Si no hay resultado con el lavado gástrico debe darse carbón activado para reducir la absorción. Se debe impedir el uso de sedantes incluso si ocurre excitación. La administración de flumazenil puede ser considerada cuando se observen síntomas graves. Sin embargo, la administración de flumazenil puede contribuir a la aparición de síntomas neurológicos (convulsiones).
Presentaciones: Adormix 5 mg: envase conteniendo 20 comprimidos. Adormix 10 mg: envase conteniendo 30 comprimidos.