Inscríbete aquí

Buscador de Medicamentos

ACTRAPID® Solución Inyectable 10 MUI/ml

Laboratorio:
NOVO NORDISK
Principio Activo:
Insulina Humana
Acciones:
Metabolismo:Hipoglicemiantes Antidiabéticos

Información Farmacológica


Propiedades farmacodinámicas: El efecto hipoglucemiante de la insulina se produce cuando las moléculas facilitan la absorción de la glucosa ligándose a los receptores de insulina en las células musculares y de grasa e inhibiendo, simultáneamente, la producción hepática de glucosa. En un estudio clínico realizado en una unidad de cuidados intensivos en la que se trató la hiperglucemia (valor de la glucemia por encima de 10 mmol/l) en 204 pacientes con diabetes y 1344 sin diabetes sometidos a cirugía mayor, se demostró que la normoglucemia (glucemia de 4.4 a 6.1 mmol/l) inducida por Actrapid® intravenoso redujo la mortalidad en un 42% (8% frente a 4.6%). Actrapid® es una insulina de acción rápida. La acción se inicia dentro de la media hora, el efecto máximo se presenta entre 1.5 y 3.5 horas y la duración completa de acción es de aproximadamente 7-8 horas.
Propiedades farmacocinéticas: La vida media de la insulina en la sangre es de unos pocos minutos. En consecuencia, el perfil de acción de un preparado de insulina solamente se determina por sus características de absorción. Este proceso depende de varios factores (por ejemplo, dosis de insulina, vía y lugar de inyección, espesor de la grasa subcutánea, tipo de diabetes). Por lo tanto, las propiedades farmacocinéticas de los productos de insulina presentan una considerable variabilidad intraindividual e interindividual. Absorción: La concentración plasmática máxima se alcanza de 1.5 a 2.5 horas después de la administración subcutánea. Distribución: No se ha observado una unión significativa a proteínas plasmáticas, excepto a los anticuerpos de insulina circulantes (si están presentes). Metabolismo: Se ha informado que la insulina humana es degradada por la insulina proteasa o el sistema de enzimas de degradación de insulina y posiblemente por la disulfuro isomerasa. Se han propuesto varios lugares de escisión (hidrólisis) en la molécula de insulina humana, pero ninguno de los metabolitos formados después de la escisión es activo. Eliminación: La vida media terminal está determinada por la velocidad de absorción del tejido subcutáneo. Por lo tanto, la vida media terminal (t½) es una medida de la absorción más que de la eliminación en sí misma de la insulina en plasma (la insulina en el torrente sanguíneo tiene una t½ de unos pocos minutos). Los estudios han indicado una t½ de aproximadamente 2 a 5 horas. Niños y adolescentes: El perfil farmacocinético de Actrapid® se ha estudiado en una pequeña cantidad (n = 18) de niños diabéticos (6 a 12 años) y adolescentes (13 a 17 años). Los datos son limitados pero sugieren que el perfil farmacocinético en niños y adolescentes puede ser similar al de los adultos. Sin embargo, hubo diferencias entre los grupos de edad en cuanto a la Cmax, lo que destaca la importancia del ajuste de la dosis individual.
Datos preclínicos sobre seguridad: Los datos preclínicos no revelan ningún riesgo especial para los seres humanos según los estudios convencionales de seguridad farmacológica, toxicidad de dosis repetidas, genotoxicidad, potencial carcinogénico y toxicidad para la reproducción.
Insulina Humana, ADNr (producida por tecnología del ADN recombinante en Saccharomyces cerevisiae). Cada 1 ml contiene: 100 UI de Insulina Humana. Una UI (Unidad Internacional) corresponde a 0.035 mg de Insulina Humana Anhidra.
Forma farmacéutica: Solución transparente, incolora y acuosa. Lista de excipientes: Cloruro de Zinc, Glicerol, Metacresol, Hidróxido Sódico/Acido Clorhídrico (para ajustar pH) y Agua para Inyectables.

Grupo farmacoterapéutico: Fármacos utilizados en diabetes. Insulinas y análogos inyectables, insulina (humana) de rápida acción. Código ATC: A10AB01.
Tratamiento de la diabetes mellitus.

Advertencias y precauciones especiales de uso: La dosificación inadecuada o la interrupción del tratamiento, especialmente en diabetes tipo 1, puede ocasionar hiperglucemia. Los primeros síntomas de la hiperglucemia generalmente aparecen en forma gradual, a lo largo de un período de horas o días. Ellos incluyen sed, aumento en la frecuencia miccional, náuseas, vómitos, somnolencia, piel seca enrojecida, sequedad de boca, pérdida de apetito así como aliento con olor a acetona. En la diabetes tipo 1, los episodios hiperglucémicos sin tratar pueden dar lugar a una cetoacidosis diabética, la cual es potencialmente mortal. Puede ocurrir una hipoglucemia si la dosis de insulina es demasiado alta en comparación con el requerimiento de insulina. La omisión de una comida y el ejercicio físico intenso no previsto pueden producir hipoglucemia. Los pacientes cuyo control glucémico sanguíneo haya mejorado notablemente, por ejemplo, por un tratamiento de insulina intensificado, pueden experimentar un cambio en sus síntomas habituales de advertencia de hipoglucemia, por lo que deben ser advertidos de esta posibilidad. Los síntomas de advertencia habituales pueden desaparecer en los pacientes con diabetes de larga duración. El cambio de un paciente a otro tipo o marca de insulina se debe realizar bajo una estricta supervisión médica. Los cambios en la concentración, marca (fabricante), tipo, origen (insulina humana o análogo de insulina) y/o método de fabricación pueden hacer que sea necesario un cambio en la dosis. Los pacientes que han cambiado otra insulina por Actrapid® pueden requerir un aumento en la cantidad de inyecciones diarias o un cambio en la posología con relación a la utilizada con sus productos de insulina habituales. Si fuera necesario realizar un ajuste de la dosis en un paciente que cambió a Actrapid®, esto puede ocurrir con la primera dosis o durante las primeras semanas o meses. Al igual que cualquier tratamiento con insulina, pueden producirse reacciones en el lugar de inyección que incluyen dolor, enrojecimiento, ronchas, inflamación, hematomas, hinchazón y prurito. La continua rotación de los puntos de inyección dentro de un área determinada puede ayudar a reducir o prevenir estas reacciones. Las reacciones generalmente desaparecen en unos pocos días e incluso semanas. En raras ocasiones, las reacciones en el sitio de inyección pueden requerir la interrupción de Actrapid®. Antes de viajar a una zona con diferente huso horario, debe aconsejarse al paciente que consulte al médico ya que las diferencias horarias pueden hacer que tenga que inyectarse insulina y comer en horas distintas de las habituales. Debido al riesgo de precipitado en los catéteres de bomba, Actrapid® no debe utilizarse en bombas de insulina la infusión continua de insulina por vía subcutánea.

Embarazo y lactancia: No existen restricciones al tratamiento de la diabetes con insulina durante el embarazo ya que la insulina no atraviesa la barrera placentaria. Tanto la hipoglucemia como la hiperglucemia, que pueden ocurrir con un control inadecuado del tratamiento diabético, aumentan el riesgo de malformaciones y muerte intrauterina. Se recomienda un control glucémico intensivo y el monitoreo de las mujeres diabéticas durante el embarazo y cuando se lo planee. Los requerimientos de insulina suelen disminuir durante el primer trimestre del embarazo y, posteriormente, aumentan durante el segundo y tercer trimestre. Después del parto, los requerimientos de insulina regresan rápidamente a los valores previos al embarazo. No existen restricciones para el tratamiento con Actrapid® durante la lactancia. El tratamiento con insulina en madres en período de lactancia no implica ningún riesgo para el bebé. Sin embargo, puede ser necesario ajustar la dosis de Actrapid®, la dieta o ambas.
Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas: La capacidad del paciente para concentrarse y reaccionar puede verse disminuida como resultado de la hipoglucemia. Esto puede implicar un riesgo ante situaciones que precisen un estado especial de alerta, como el conducir automóviles o manejar maquinaria. Debe advertirse a los pacientes que extremen las precauciones para evitar una hipoglucemia mientras conducen. Esto es particularmente importante en aquellos pacientes con reducida o nula capacidad para percibir los síntomas de una hipoglucemia, o que padecen episodios frecuentes de hipoglucemia. En dichas circunstancias deberá considerarse si resulta aconsejable conducir.

Combinación de tiazolidinedionas y medicamentos de insulina: Se han informado casos de insuficiencia cardíaca congestiva cuando se utilizaron tiazolidinedionas en combinación con insulina, especialmente en pacientes con factores de riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca congestiva. Esto se debe tener en cuenta si se considera el tratamiento con la combinación de tiazolidinedionas y medicamentos de insulina. Si se utiliza esta combinación, los pacientes deben ser observados por signos y síntomas de insuficiencia cardíaca congestiva, aumento de peso y edema. Se debe suspender el uso de tiazolidinedionas si ocurre cualquier deterioro en los síntomas cardíacos.
Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción: Se sabe que ciertos medicamentos interaccionan con el metabolismo de la glucosa.
Las siguientes sustancias pueden reducir los requerimientos de insulina del paciente: hipoglucemiantes orales, inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO), agentes betabloqueantes no selectivos, inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina (ECA), salicilatos, esteroides anabólicos y sulfonamidas.
Las siguientes sustancias pueden aumentar los requerimientos de insulina del paciente: Anticonceptivos orales, tiazidas, glucocorticoides, hormonas tiroideas, simpaticomiméticos, hormona de crecimiento y danazol. Los agentes betabloqueantes pueden enmascarar los síntomas de hipoglucemia y demorar la recuperación de una hipoglucemia. La octreotida/lanreotida puede aumentar y reducir los requerimientos de insulina. El alcohol puede intensificar o reducir el efecto hipoglucémico de la insulina.

a. Resumen del perfil de seguridad: La hipoglucemia es la reacción adversa informada con mayor frecuencia durante el tratamiento. En los estudios clínicos y durante la comercialización, la frecuencia de hipoglucemia varía según el tipo de paciente, las pautas posológicas y el nivel de control glucémico. Sírvase ver la sección "c" que se indica a continuación. Al comienzo del tratamiento con insulina pueden ocurrir anomalías de refracción, edema y reacciones en el lugar de inyección (dolor, enrojecimiento, ronchas, inflamación, hematomas, hinchazón y prurito en el lugar de inyección). Estas reacciones suelen ser de naturaleza transitoria. La rápida mejoría del control de la glucosa en sangre puede estar asociada con neuropatía dolorosa aguda, que generalmente es reversible. La intensificación del tratamiento con insulina que produzca una repentina mejoría del control glucémico puede estar asociada con un empeoramiento temporal de la retinopatía diabética, mientras que un buen control glucémico a largo plazo disminuye el riesgo de progresión de la retinopatía diabética.
b. Tabla de reacciones adversas: Las reacciones adversas enumeradas a continuación se basan en los datos de estudios clínicos y se clasifican de acuerdo a la frecuencia y Clasificación por Órgano y Sistema según MedDRA. Las categorías de frecuencias se definen según la siguiente convención: Muy frecuente ( ³ 1/10); frecuente ( ³ 1/100 a <1/10); poco frecuente ( ³ 1/1000 a <1/100); infrecuente ( ³ 1/10000 a <1/1000); muy infrecuente (<1/10000); frecuencia desconocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles).
Trastornos del sistema inmunológico: Poco frecuentes: Urticaria, erupción cutánea. Muy infrecuentes: Reacciones anafilácticas*.
Trastornos del metabolismo y de la nutrición: Muy frecuentes: Hipoglucemia*.
Trastornos del sistema nervioso: Poco infrecuentes: Neuropatía periférica (neuropatía dolorosa).
Trastornos oculares: Poco frecuentes: Trastornos de la refracción. Muy infrecuentes: Retinopatía diabética.
Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Poco frecuentes: Lipodistrofia*.
Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración : Poco frecuentes: Reacciones en el lugar de inyección. Poco frecuentes: Edema. Véase sección "c".
c. Descripción de las reacciones adversas seleccionadas: Reacciones anafilácticas: La aparición de reacciones de hipersensibilidad generalizada (que incluyen erupción cutánea generalizada, prurito, sudor, molestias gastrointestinales, edema angioneurótico, dificultad para respirar, palpitaciones, hipotensión y mareos/pérdida del conocimiento) es muy infrecuente pero estas reacciones pueden ser potencialmente mortales. Hipoglucemia: La hipoglucemia es la reacción adversa informada con mayor frecuencia. Puede aparecer si la dosis de insulina es demasiado alta en comparación con el requerimiento de insulina. Una hipoglucemia grave puede producir un estado de inconciencia y/o convulsiones y puede dar lugar a una insuficiencia cerebral temporal o permanente o incluso la muerte. Los síntomas de hipoglucemia por lo general aparecen de forma repentina. Pueden incluir sudor frío, piel fría y pálida, fatiga, nerviosismo o temblor, ansiedad, cansancio o debilidad no habitual, confusión, dificultad para concentrarse, mareo, apetito excesivo, cambios en la visión, dolor de cabeza, náuseas y palpitaciones. Lipodistrofia: Se ha informado lipodistrofia como una reacción adversa poco frecuente. La lipodistrofia puede aparecer en el lugar de inyección.
Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes.
Actrapid® es una insulina de acción rápida y puede utilizarse en combinación con productos de insulina de acción prolongada.
Posología: La dosis es individual y se determina de acuerdo con las necesidades del paciente. El requerimiento individual de insulina usualmente se encuentra entre 0.3 y 1.0 UI/kg/día. El requerimiento de insulina diario puede ser mayor en pacientes con resistencia a la insulina (por ejemplo, durante la pubertad o debido a obesidad) y hallarse disminuido en pacientes con producción residual de insulina endógena. Toda inyección debe ser seguida dentro de los 30 minutos siguientes con la ingesta de una comida o colación que contenga carbohidratos.
Ajustes de la dosis: Las enfermedades concomitantes, especialmente las infecciones y los estados febriles, suelen aumentar el requerimiento de insulina del paciente. Las enfermedades concomitantes renales, hepáticas o que afecten las glándulas suprarrenales, pituitaria o tiroidea, pueden requerir un cambio en la dosis de insulina. También puede ser necesario ajustar la dosis si el paciente cambia su actividad física o su dieta habitual. Puede ser necesario ajustar la dosis si el paciente se cambia de un preparado de insulina a otro.
Administración: Por vía subcutánea o intravenosa. Actrapid® se administra por vía subcutánea en la pared abdominal. Si es conveniente, también se puede administrar en el muslo, en la región glútea o en la región deltoidea. La inyección subcutánea en la pared abdominal asegura una absorción más rápida que en otros lugares de inyección. La inyección en un pliegue de la piel minimiza el riesgo de inyección intramuscular no intencionada. Se debe mantener la aguja bajo la piel al menos durante al menos 6 segundos para asegurarse de que se ha administrado la dosis completa. Los sitios de inyección siempre se deben rotar dentro de la misma región anatómica para reducir el riesgo de lipodistrofia. La administración intramuscular es posible bajo la supervisión médica. Actrapid® también puede administrarse por vía intravenosa y solamente debe realizarla un profesional sanitario. Los viales de Actrapid® deben utilizarse con jeringas de insulina graduadas con una escala de unidades correspondiente. Siga las indicaciones detalladas de uso del prospecto incluido en el envase de Actrapid®.

Indicaciones de uso para el paciente: No use Actrapid®: En bombas de infusión de insulina. Si es alérgico (hipersensible) a la insulina humana o a cualquiera de los otros componentes de Actrapid®. Si siente que está ocurriendo una hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en sangre). Si la tapa protectora del vial está floja o falta. Cada vial tiene una tapa protectora inviolable de plástico. Si la tapa protectora no se encuentra en perfectas condiciones, devuelva el producto a su farmacia. Si no ha sido almacenado correctamente o ha sido congelado. Si la insulina no es clara e incolora. Antes de usar Actrapid® vial: Verificar la etiqueta para asegurarse de que se trata del tipo correcto de insulina. Extraer la tapa protectora. Antes de usar Actrapid® Penfill®: Verificar la etiqueta para asegurarse de que se trata del tipo correcto de insulina. Revise siempre el cartucho, incluyendo el tapón de goma. No lo use si observa cualquier daño o si hay un espacio entre el tapón de goma y la banda blanca de la etiqueta. Devuélvalo a su farmacia. Consulte el manual de su sistema de administración para obtener instrucciones adicionales. Siempre use una aguja nueva en cada inyección para prevenir la contaminación. Ni las agujas ni Actrapid® Penfill® deben compartirse. Cómo utilizar esta insulina: Actrapid® se inyecta bajo la piel (vía subcutánea). Debe variar constantemente los lugares de inyección dentro de la misma región para evitar abultamientos de la piel. Las mejores zonas para que usted se aplique una inyección son las siguientes: la parte delantera de la cintura (abdomen), los glúteos, la parte frontal de los muslos o la parte superior de los brazos. La insulina funcionará con mayor rapidez si la inyecta alrededor de la cintura. Actrapid® también puede administrarse por vía intravenosa en situaciones especiales por un profesional sanitario.
Vial: Cómo inyectar Actrapid® solo o si lo tiene que mezclar con insulina de acción prolongada: Asegúrese de que tiene la jeringa correcta con la escala de unidades correspondiente para inyecciones de insulina. Cargar en la jeringa una cantidad de aire idéntica a la dosis de insulina prescrita. Seguir las indicaciones de su médico o enfermera. Inyectar la insulina debajo de la piel. Utilice la técnica de inyección aconsejada por su médico o enfermera. Mantenga la aguja debajo de la piel durante al menos 6 segundos para asegurar que se ha inyectado toda la dosis de insulina.
Penfill®: Inyecte la insulina debajo de la piel. Use la técnica de inyección indicada por su médico o enfermera y tal como se describe en el manual de su sistema de administración. Mantenga la aguja debajo de la piel durante al menos 6 segundos. Mantenga el pulsador completamente presionado hasta que se haya retirado la aguja. De esta forma se asegurará una administración correcta y se limitará el posible flujo de sangre hacia el interior de la aguja o el reservorio de insulina. Después de cada inyección asegúrese de retirar y desechar la aguja, así como de almacenar Actrapid® sin la aguja acoplada. De lo contrario, una posible fuga del líquido podría causar inexactitud en la dosificación. No vuelva a llenar Actrapid® Penfill®. Los cartuchos Penfill® están diseñados para utilizarse con los sistemas para administración de insulina de Novo Nordisk y las agujas NovoFine® o NovoTwist®. Si está recibiendo tratamiento con Actrapid® Penfill® y otro cartucho Penfill® de insulina, deberá usar 2 sistemas para administración de insulina, uno para cada tipo de insulina. Como medida precautoria, lleve siempre un sistema para administración de insulina de repuesto, por si su Penfill® se pierde o se daña.
Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones: Los sistemas de infusión para uso intravenoso de Actrapid® a las concentraciones desde 0.05 UI/ml a 1.0 UI/ml de insulina humana en los siguientes fluidos: cloruro de sodio al 0.9%, dextrosa al 5% y dextrosa al 10%, incluso concentraciones de 40 mmol/l de cloruro de potasio, son estables a temperatura ambiente durante 24 horas utilizando bolsas de infusión de polipropileno. Si bien son estables con el transcurso del tiempo, una pequeña cantidad de insulina se absorbe inicialmente al material de la bolsa de infusión. Es necesario monitorear la glucosa en sangre durante la infusión. No deben utilizarse los preparados de insulina que se hayan congelado. No deben utilizarse las soluciones de insulina si no son totalmente transparentes e incoloras. Actrapid® no debe utilizarse en bombas de infusión subcutánea continua de insulina.

No es posible fijar definiciones específicas de sobredosis para la insulina; sin embargo, se puede desarrollar una hipoglucemia en fases secuenciales si el paciente recibe una dosis superior a sus requerimientos: Los episodios hipoglucémicos leves se pueden tratar con la administración oral de glucosa o productos azucarados. Por consiguiente, se recomienda que los pacientes diabéticos lleven siempre productos azucarados. Los episodios hipoglucémicos graves, en los que el paciente haya perdido la conciencia, se pueden tratar con glucagón (0.5 a 1 mg) administrado por vía intramuscular o subcutánea por una persona entrenada, o con glucosa administrada por vía intravenosa por un profesional médico. También se puede administrar glucosa por vía intravenosa si el paciente no responde al glucagón dentro de los 10 a 15 minutos. Se recomienda la administración de carbohidratos orales al paciente una vez recuperada la consciencia, a fin de prevenir una recaída.
Los preparados de insulina solamente deben añadirse a compuestos con los cuáles se conoce que son compatibles. Los medicamentos añadidos a la solución de insulina pueden ocasionar degradación de la insulina, por ejemplo, si éstos contienen tioles o sulfitos.

Precauciones especiales de conservación: Manténgase fuera del alcance y de la vista de los niños. No use Actrapid® después de la fecha de caducidad marcada en la etiqueta y en la caja. La fecha de caducidad se refiere al último día del mes indicado. Actrapid® que no esté en uso debe conservarse en el refrigerador entre 2 y 8 ºC alejado del elemento de refrigeración. No congelar. Actrapid® que esté en uso o se lleve de repuesto no debe guardarse en el refrigerador. Puede llevarlo consigo y mantenerlo a temperatura ambiente (menos de 30 ºC) hasta un máximo de 6 semanas. Siempre conserve el vial o cartucho en su caja de cartón cuando no lo utilice para protegerlo de la luz. Debe proteger Actrapid® del calor excesivo y de la luz. Los medicamentos no deben desecharse en el agua residual o como desecho doméstico. Pregunte a su farmacéutico cómo desechar los medicamentos que ya no necesite. Estas medidas le ayudarán a proteger el medioambiente.
Producido por Novo Nordisk A/S. Novo Allé DK-2880 Bagsvaerd, Dinamarca. Actrapid®, Penfill®, NovoFine® y NovoTwist® son marcas registradas de Novo Nordisk A/S, Dinamarca.
Información importante en Chile: Mayor información en www.ispch.cl. Importado por Novo Nordisk Farmacéutica Ltda., Av. Presidente Riesco 5335, Of. 504, Las Condes, Santiago y distribuido por Droguería Perilogistics Ltda., Rodrigo de Araya 1151, Macul, Santiago. Mantener fuera del alcance y de la vista de los niños. Venta bajo receta médica (R) en establecimientos tipo A. Uso bajo supervisión médica.
Vial con 10 ml o cartuchos con 3 ml dentro de un estuche. Envases conteniendo 1 vial y 5 cartuchos Penfill®.
*El buscador de medicamentos online de Farmacias Cruz Verde es una guía de productos farmacéuticos en el cual aparece recopilada la información otorgada por las compañías farmacéuticas. Los resultados de búsquedas en éste no implican que se encuentren disponibles para la venta en nuestros locales.