Inscríbete aquí

Artículos

sexualidad-hijos-1

¿Cómo hablar de sexualidad con tus hijos adolescentes?

09 July 2019
El miedo latente de la mayoría de los padres con hijos adolescentes es un embarazo no deseado o que se asomen al mundo de las drogas y alcohol. La Dra. Carolina Pastene, ginecóloga y editora de la Revista de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología Infantil y Adolescente (SOGIA), nos da pautas para enfrentar esta etapa.
sexualidad-hijos-2


Que cada vez más adolescentes pidan abiertamente anticonceptivos en la consulta del ginecólogo, da cuenta de uno de los cambios sociales que la Dra. Carolina Pastene constata diariamente en su trabajo. “Antes las adolescentes llegaban comentando que una amiga tomaba pastillas anticonceptivas y, muy disimuladamente, las solicitaban. Hoy, en cambio, las piden abiertamente y con el consentimiento de la mamá”, cuenta la especialista, quien agrega que independiente del nivel socioeconómico al cual pertenezca la joven, el promedio de edad de inicio de la vida sexual es a los 16 años, aproximadamente.

Según la ginecóloga infanto-juvenil, un aspecto fundamental es que los padres mantengan una buena comunicación con sus hijos e hijas y que les hablen de sexualidad desde pequeños. “La sexualidad es una parte integral del ser humano, por lo tanto, es importante que desde chicos sepan las partes del cuerpo y nombren los genitales con las palabras adecuadas, por ejemplo, hablarles del pene, contarles que existe la eyaculación nocturna desde la cual se obtiene semen y que cuando sea grande, podrá tener un hijo junto a su pareja. Cuando esa secuencia va siendo parte de la vida, va a ser mucho más fácil hablar de este tema cuando los hijos se conviertan en adolescentes”, enfatiza.

Pero si este no es tu caso y no les hablaste de sexualidad de una manera natural a tus hijos cuando eran más pequeños, no te desesperes, ya que la Dra. Pastene aconseja plantear los temas en lo que se denomina como “momentos educativos”. Esto quiere decir, aprovechar la coyuntura, ya sea por alguna noticia o reportaje que aparezca en los medios o por algún caso cercano a la familia. “En la mesa, al momento de comer, pueden conversar sobre ello y preguntarle a los hijos qué opinan, si tienen alguna compañera o conocida que esté pasando por un embarazo o qué piensan del aumento del consumo de marihuana, por ejemplo”, recomienda.

La doctora de SOGIA asegura que, aunque los jóvenes se hagan los que no escuchan y contesten con la típica frase  “ya está mi viejo dando sermones”, es importante mantener la conversación –sin enojarse- ya que de todos modos les queda en el inconsciente.

“No hay que evitar esos temas, por lo que también es aconsejable acudir a algún profesional de la salud, ya sea ginecólogo o adolescentólogo -pediatra especialista en adolescentes- para que ayuden con una conserjería sobre sexualidad, uso de drogas y alcohol, entre otros tópicos”, comenta.

 Falta de percepción de riesgos  

De acuerdo a lo comentado por la Dra. Pastene, los jóvenes saben en la teoría cómo prevenir embarazos no deseados, evitar las infecciones de transmisión sexual y también tienen claro que el consumo de tabaco, alcohol y drogas es dañino para la salud. El problema es que no perciben el riesgo personal porque aún no les ha terminado de madurar una porción frontal del cerebro, que es donde se ponderan las decisiones y se miden los riesgos. “Esta porción del cerebro comienza a madurar alrededor de los 21 y 22 años y se termina de completar alrededor de los 26 años”, finaliza.

Comunicarse con los hijos adolescentes no es tan difícil como parece, así que no bajes la guardia aunque parezca que no escuchan.